MotorolaLa frase "Próxima generación de Seguridad Pública" ha sido interpretada de muchas maneras diferentes. Pero en Motorola Solutions, la seguridad pública de próxima generación es realmente una interacción de diferentes componentes, todo ello diseñado para que el personal tenga siempre las herramientas necesarias al alcance de su mano, para dar respuestas en corto tiempo y así poder servir mejor y proteger a su comunidad.

En Motorola siempre están en el aire preguntas como ¿Cómo se van a comunicar varios dispositivos? ¿Cómo se puede evitar personal abrumado dentro del centro de comando, recibiendo mucha información? ¿Cómo se puede asegurar que las soluciones de próxima generación sean compatibles con los requisitos de interoperabilidad necesarios entre las diferentes redes, tecnologías y diferentes jurisdicciones? Para resolver estos interrogantes, la compañía ha dedicado muchos años de investigación y desarrollo para responder y poder ofrecer a los funcionarios de seguridad pública las mejores innovadoras soluciones de próxima generación.

Estos productos se centran alrededor de seis áreas de innovación, las cuales deben interactuar entre sí, y con el núcleo existente de misión crítica, para ofrecer verdaderamente una solución integrada para las organizaciones de seguridad pública. Hoy en día, por ejemplo en Colombia, los oficiales de las diferentes agencias de seguridad ya cuentan con algunos equipos de próxima generación pero, no tienen la solución completa que les permitiría una mejor integración entre ellos y un mejor uso a las tecnologías de tal forma que los procesos se puedan mejorar en cuestión de tiempo y también de costos.

 

Estas seis tendencias o áreas de innovación son: 

 

Banda ancha móvil: Representa la red de alta velocidad que soporta las aplicaciones y servicios de próxima generación. El objetivo es darle a las agencias de seguridad pública y misión crítica, todas las ventajas de la industria comercial y que puedan adoptar estándares globales 4G como LTE. Esto permite que al emplear un estándar comercial, las redes sean interoperables y se tenga conexión a la red desde otro país, permitiendo superar la brecha entre las redes de voz de misión crítica en uso hoy en día y las aplicaciones multimedia de próxima generación.

Comando integrado: El mayor reto hoy en día con el  comando y control es que está muy fragmentado; por eso lo que se busca con el comando integrado es complementar toda la infraestructura de las comunicaciones de voz con el acceso de información a las redes de banda ancha móvil.

La construcción de un comando integrado y un sistema de control que permita un flujo continuo de aplicaciones permite que cualquier usuario autorizado pueda introducir datos a los que todas las agencias puedan tener acceso, lo que significa menos oportunidades para errores.

Esto es especialmente útil con tareas que necesitan mucha precisión como el análisis de video en tiempo real, y los sistemas que incorporan capacidades de correlación de diferentes tipos de datos, tales como información de la ubicación e incidentes pasados.

Video Seguridad: Esta tecnología permite a un oficial que está en campo y necesita tener información, acceder a videos desde su terminal de mano. O que las patrullas que están en el área puedan transmitir un video en tiempo real a esos oficiales o al Centro de Comando para tomar decisiones en un momento de crisis. 

Los videos se han convertido en grandes herramientas a la hora de tomar decisiones, son pruebas más contundentes usadas como evidencia y realmente aportan el conocimiento de la situación que no se podría obtener de otra manera.

Fuerza de trabajo móvil: Con esto se le ofrece al oficial de campo todo el acceso a la información como si estuviera en la oficina, sentado en un escritorio bien sea en la jefatura, base militar o centro de comando y control. Así, un oficial podrá consultar bases de datos, mapas de edificios, antecedentes penales y rutas de acceso, entre otros datos. 

Ahí es donde el concepto de movilidad de los oficiales puede ayudar, ya que las redes de banda ancha móvil permiten a las organizaciones policiales aumentar la eficiencia operativa en campo y reducir así los costos.

Por ejemplo, un dispositivo biométrico habilitado para banda ancha móvil elimina la necesidad de viajar a la estación para procesar al sospechoso. En su lugar, un oficial puede utilizar este dispositivo móvil para escanear huellas dactilares del sospechoso en el lugar donde ocurrió el incidente para verificar órdenes de arresto pendientes –e incluso– puede imprimir inmediatamente una citación judicial de ese mismo dispositivo.

Dispositivos avanzados: Motorola Solutions ha trabajado con muchos de sus clientes para determinar los requisitos clave y así satisfacer las necesidades de cada uno. En ese proceso ha encontrado que se necesitan dispositivos móviles robustos, que empleen cifrado de alta seguridad y que además soporten ambientes difíciles, polvo, agua y caídas o golpes. 

Son equipos que implementan estándares comerciales de comunicación, que lucen como un Smartphone, pero a la vez, son más robustos y hechos a la medida de las necesidades de trabajo en campo, siguiendo estándares militares. Con estos equipos, los usuarios tienen la posibilidad de transmitir datos a través de diferentes redes como Wi-Fi, 3G y LTE. Motorola está creando dispositivos que pueden hablar entre sí usando aplicaciones y tecnología Bluetooth de misión crítica. Tienen un botón de push to talk, y otro de emergencias, entre otras características.

Interoperabilidad: Este atributo busca la perfecta coordinación de múltiples agencias y ayuda a que todo ocurra al mismo tiempo. Tiene que haber interoperabilidad entre redes, comerciales y privadas, (con banda ancha móvil y redes de banda ancha de un operador).

En materia de seguridad pública, la interoperabilidad es fundamental en muchas áreas diferentes. Es necesario entre la red de banda ancha de misión crítica y la red de voz de modo que la información pueda fluir a través del grupo de conversación. Lo que se busca es que en un momento de emergencia todas las agencias que intervienen puedan unir esfuerzos al compartir información en tiempo real y permitiendo así tener procesos más eficientes y con menor cantidad de errores.

Así las cosas, lo que se puede ver con estas tendencias es la búsqueda de la integración de muchas herramientas, algunas ya existentes, con el fin de poder mejorar procesos y poder prestarle un servicio confiable, seguro y eficiente a los oficiales que protegen el bienestar de los ciudadanos.


Juan Carlos Saavedra
Ingeniero de Radio Frecuencia Senior de Motorola Solutions