Comando Conjunto de Operaciones EspecialesA través de la historia las guerras han sido decididas por factores que dieron una ventaja clave a uno de los bandos, pero conforme el tiempo avanzaba los retos eran mayores, las guerras mas grandes y ganarlas se convertía en una tarea de años.

Aquellas guerras de expansión territorial donde los bandos se enfrentaban en combates que duraban máximo un día y luego se replegaban para preparar otro ataque o replantear su estrategia se convirtieron progresivamente en combates mas  largos y sangrientos que obligaron a combinar las distintas armas que poseían los ejércitos en disputa para dar una ventaja y un fin a la batalla. La llegada de la revolución industrial, la pólvora y el ingenio que nos empezó a dar armas perfeccionadas que ya no requerían un inmenso esfuerzo del militar para dispararse. Las guerras y la estrategia llegaron a un punto de inflexión donde todo cambiaria radicalmente, la llegada a los teatros de operaciones de armas no convencionales como los ataques con armas químicas, la aparición de los primeros tanques, la llegada en firme de la aviación al mundo y su puesto definitivo en la guerra en la primera guerra mundial.

Todos estos avances conllevaron a que las estrategias evolucionaran, se crearan nuevas especialidades de las armas en los ejércitos y cambios en las estrategias de los frentes de combate donde ahora podrían tener hasta tres escenarios de confrontación en un mismo sitio.

El apoyo aéreo durante la segunda guerra mundial fue algo decisivo para sellar las victorias de muchas batallas, los portaaviones expandieron a casi cualquier lugar del globo la capacidad de llevar una aeronave de combate o un bombardero ligero para realizar ataques sorpresa o defender el territorio, los nuevos bombarderos que desataron tantas veces los infiernos en la tierras de Europa y Asía inclinaron la balanza para sellar o sellando definitivamente el destino de la Segunda Guerra Mundial.

El paso de los años, el avance de las tecnologías, la interconexión global y las posibilidades de transmisión de datos abiertas por esta, la implementación en las diferentes armas de los ejércitos, los nuevos y diversos diseños de equipo destinado a una misión especifica habían convertido a muchas unidades en autosuficientes en el papel, pero en el teatro de operaciones se empezaba a ver la carencia de no tener una unificación operacional real y que se estaban pagando costos muy altos, retrasos en los avances territoriales, fallos de comunicación de los objetivos, episodios de fuego amigo, entre otros muchos problemas llevaron a que se organizaran estrategias para fortalecer las comunicaciones entres las divisiones especializadas de los ejércitos y subsecuentemente con todas las fuerzas nacionales.

En ese momento se pensó en generar una nueva doctrina entre las fuerzas para que estas fueran mas unidas y trabajaran en conjunto, con comunicación permanente antes, durante y después de las operaciones. Originalmente se desarrolló este contacto entre los altos mandos de las fuerzas en los centros de comando operacionales pero con el transcurso de los años y en teatros de operaciones continuos y complejos se vio la necesidad de integrar las comunicaciones desde los altos mandos hasta las unidades en el terreno, permitiendo que el accionar de la tropa en tierra fuera complementada con un apoyo aéreo o marítimo rápido y eficaz, convirtiendo a los pilotos en sus ojos del cielo y mostrando y avisando de las amenazas que encontrarían adelante o las que ya había eliminado.

En Colombia, después de el fracaso de las negociaciones de paz durante el Gobierno Pastrana, y la arremetida de el terrorismo en los años 90, se inicia un plan para la recuperación de la estabilidad del estado colombiano, una agresiva y contundente política llamada Seguridad Democrática iniciada por el entonces Presidentes Álvaro Uribe Vélez (2002-2010) dio un respaldo total y absoluto a las Fuerzas Armadas para retomar el control Nacional.

Las Fuerzas Armadas tuvieron una recuperación progresiva de sus capacidades y el Estado Colombiano empezó a recuperar terreno controlado por los terroristas, se generaron unidades especializadas para el combate, las necesidades especificas en los teatros de operación. Como primera muestra de la doctrina de fuerzas combinadas, el 7 de diciembre de 1999 durante el comienzo de los planes de recuperación nacional se inaugura la Fuerza de Despliegue Rápido "FUDRA". Componentes de las tres fuerzas se integraron bajo una sola unidad, una unidad que tenia la misión de responder a los ataques de los terroristas en cualquier parte del país, siendo su primer misión el generar una contra-ofensiva para liberar a Bogotá y posteriormente a Cundinamarca de la presión terrorista.

Durante el desarrollo de la Seguridad Democrática y el subsecuente fortalecimiento de las Fuerzas Armadas, la Policía Nacional pasó a ser parte activa de la estrategia contra las Farc, dandose un fortalecimiento a unidades de combate rural especializadas como los Carabineros, unidades Jungla, entre otras. La Policía como ente civil armado que debe mantener el orden social pasó a tener un porcentaje bastante alto de la institución enfocado en el combate del terrorismo y el narcotráfico simultáneamente lo que llevo a que se conformara una red de inteligencia muy fuerte en la institución.

La gran cantidad de información y los requerimientos de las operaciones conjuntas llevaron al Comando General de las Fuerzas Militares crea el Comando Conjunto de Operaciones Especiales que agrupa a componentes de las Fuerzas Especiales del Ejercito, un componente aéreo sumamente importante del Ejercito y la Fuerza Aérea, comandos dela Infantería de Marina y que agrupó luego a las unidades de Operaciones Especiales de la Policía Nacional.

Las Fuerzas de Tarea Conjunta son la ultima fase de los trabajos conjuntos de las Fuerzas Militares de Colombia, las labores de combate de la insurgencia viene desde los centros de inteligencia donde comandantes de las fuerzas comparten la información que tienen y planean sus próximos movimientos en base a los informes de inteligencia. Operaciones de inteligencia que llevaron a la baja de alias “El mono jojoy”, un alto cabecilla de las Farc. Los trabajos de inteligencia conjunta fueron la pieza principal para lograr la baja, siendo la Policía Nacional con su central de inteligencia y sus operaciones de infiltración a las columnas guerrilleras la fuente clave de la ubicación del líder guerrillero. La operación realizada en septiembre del 2010 es hasta ahora una de las operaciones y movimientos de tropa más grande realizada en Colombia, en donde participaron las tres fuerzas y un significativo componente de la policía nacional.

Después de años de seguimiento, contundentes golpes operacionales y un escenario de batalla distinto al que tenían hacia 10 años, las Fuerzas Militares de Colombia trazan en una sala de inteligencia conjunta un plan operacional para ir tras “el Mono Jojoy”. En la operación participaron componentes de Fuerzas Especiales del ejercito, Infantería de Marina, Comandos Jungla, Aviación del Ejercito, Aviación de la Policía y la Fuerza Aérea Colombiana, con bombarderos y helicópteros de transporte y para el apoyo de las unidades en tierra.

La operación lanzada desde diferentes puntos del país y casi todos desde bases de las Fuerzas de Tarea Conjunta llevaron al limite la capacidad de desempeño en misiones conjuntas de las 4 fuerzas, dando como resultado un completo éxito en el combate. Se logró dar de baja al líder guerrillero, se destruyó el campamento mas grande encontrado hasta la fecha, el Frente Oriental perdió con esta operación no solo a su mas representativo hombre en la historia sino a varios comandantes, hombres y una gran cantidad de provisiones. El presidente Santos que en ese momento estaba en un reunión ante la ONU se dirigió a la base de la Fuerza de Tarea Conjunta Omega que se convirtió en el punto donde llegarían las fuerzas después del ataque, felicitando a cada uno de los hombres de todas las fuerzas que llevaron acabo la operación. Compartió con la opinión publica la muestra de unión de las fuerzas: “Un trabajo conjunto en las operaciones, el trabajo conjunto en la inteligencia… Me decían que en esta operación hubo una situación especialmente significativa en este sentido, que había un helicóptero de la Policía, los pilotos eran de la Policía pero los comandos eran del Ejercito y el maestro de soga por el cual descendían era de la Infantería de Marina”. Demostrando así que las operaciones conjuntas en Colombia han alcanzado todos los niveles de las fuerzas y que el camino de la cooperación entre las fuerzas es el camino de la victoria.

Los tiempos pasarán, las tecnologías avanzarán, pero a través de la historia está demostrado que la combinación de armas y fuerzas llevaran a la victoria. 


Daniel Cardenas
www.fuerzasmilitares.org