Caza venezolano Sukhoi Su-30Mk2

El presente es un ejercicio académico que pretende desnudar las vulnerabilidades de las Fuerzas Militares de Colombia, colocándolas en una hipotética guerra contra uno de nuestros vecinos, en este caso Venezuela. Haremos notar que hay un desequilibro abrumador en cuanto a equipamientos militares, que obligan a que Colombia invierta en los próximos años en más y mejores armamentos, en procura de establecer un equilibrio estratégico regional.

Para nadie es un secreto que en la mente de los venezolanos, los colombianos figuramos como el enemigo más cercano. Para confirmarlo basta solo con revisar en Internet los diferentes foros de temática militar, o leer un poco de la historia reciente en periódicos y revistas.

Desde hace muchos años se denuncian presuntas conspiraciones que partiendo de Colombia, pretenden atentar contra Venezuela y sus dirigentes. La novedad con el Presidente Chávez fue que -según su visión-, la oligarquía colombiana ya no era autora intelectual de esas maquinaciones, sino tan solo el instrumento de algo más perverso fraguado por el imperialismo yanqui. Bajo esa premisa, conjugando todo en una sola amenaza, más poderosa y perversa, difusa como la tal guerra mundial contra el terrorismo, unió a sus seguidores y direccionó el gasto militar. Heredando su sucesor una Fuerza Armada poderosa como nunca antes. En esta oportunidad abordaremos esas capacidades, y cómo las mismas entrarían a jugar en un potencial conflicto entre los dos países. El objetivo de este escrito, por si al final de la lectura no resulta obvio, es crear conciencia en nuestra población, desde los más altos dirigentes hasta el más humilde de los colombianos.

Supongamos que la dirigencia venezolana toma la decisión de ir a la guerra contra Colombia por motivos que ellos consideren -o hagan parecer- justos. Y supongamos que en ese conflicto están dispuestos a aplicar todo su poderío para aplastar a las Fuerzas Militares del adversario y a su economía, y de paso “recuperar” territorios que ellos consideran que históricamente les pertenecieron, como sería el caso de la Península de La Guajira.

Concretamente, los objetivos a lograr por la Fuerza Armada Venezolana en un hipotético conflicto con Colombia serían, en orden cronológico:

Cegar a los comandantes colombianos destruyendo la red de radares GBR y dañando la red de comunicaciones de campaña. De esta forma se les priva de conciencia situacional y se impide la coordinación de las acciones defensivas.

Destruir el poder aéreo.

Destruir el poder naval.

Destruir el poder terrestre.

Destruir las principales instalaciones de Gobierno, alterando de esta forma la coordinación de las acciones, y posiblemente alterando la cadena de mando.

Dificultar la movilidad terrestre.

Destruir reservas estratégicas.

Conquistar y ocupar territorio. Evacuando luego a la población.

Establecer un sistema defensivo.

Retener la conquista.

Es de suponerse que todo iniciaría con ataques aéreos sobre el sistema de objetivos estratégicos en Colombia, mismos que en Venezuela tienen identificados y cartografiados con coordenadas precisas y fotografías satelitales. No en vano tienen a su disposición el Satélite de Observación Remota “Francisco de Miranda” – o Venezuelan Remote Sensing Satélite (VRSS-1).

De esta forma los 24 Su-30Mk2, 12 F-16A/B, 15 K8, y 12 AT-27 de la Aviación Militar Venezolana se repartirían los blancos de manera escalonada: los Su-30Mk2 atacarían los blancos en profundidad, los F-16 y K8 atacarían los blancos intermedios, y los AT-27 junto con helicópteros artillados, los blancos cercanos a la frontera.

Grosso modo los objetivos concretos de los ataques aéreos iniciales podrían ser (y seguramente serían):

1. Palacio de Nariño.

2. Ministerio de Defensa (CAN).

      a. Comando General de las Fuerzas Militares.

      b. Comando del Ejército.

      c. Comando de la Armada.

      d. Comando de la Fuerza Aérea.

      e. Comando de la Policía Nacional.

3. Sistema de Vigilancia Radar (GBR) – 5 blancos.

4. Sistema de radares de la Aeronáutica civil – AEROCIVIL.

5. Bases Aéreas Principales (CATAM, CACOM 1, 3, 5 y Gaori). Aviones e infraestructura.

6. Pistas tácticas, pistas de despliegue y posibles pistas de lanzamiento (fronterizas).

7. Bases Navales y de Guardacostas. Intentando destruir los barcos y la infraestructura.

8. Principales instalaciones portuarias.

9. Principales instalaciones del Ejército Nacional (Comandos de DV, BR y Fuertes).

10. Puentes y túneles de carácter estratégico.

11. Refinerías y otras instalaciones petroleras.

12. Hidroeléctricas, termoeléctricas y otras instalaciones de energía.

13. Gobernaciones y alcaldías más importantes.

14. Depósitos de combustible, agua y alimentos.

15. Objetivos tácticos determinados por la evolución de las operaciones.

En la hora H del día D se configuran las diferentes escuadrillas de la Aviación Militar Venezolana, se posicionan, se arman, y se les asignan los distintos blancos. Una posibilidad bastante real es esta:

 

PRIMERA OLEADA DE ATAQUES AÉREOS DE LA FUERZA AÉREA VENEZOLANA CONTRA OBJETIVOS EN COLOMBIA, HORA H DEL DÍA D

Operaciones de Oscurecimiento:

- 2 Su-30MK2 son enviados a la isla de San Andrés con la misión de destruir el Radar Militar e inutilizar la pista. Como objetivo secundario atacarán las instalaciones del Comando Específico de San Andrés y Providencia – CESyP, inutilizando o hundiendo las unidades navales en puerto.

- 2 Su-30Mk2 son enviados a San José del Guaviare con la misión de destruir el Radar Militar, inutilizar la pista y destruir el puente sobre el río Guaviare. Como objetivo secundario atacarán la Base Militar en Barrancón (Escuela de Fuerzas Especiales).

- 2 Su-30 Mk2 son enviados a Solano en el Caquetá con la misión de destruir el Radar Militar de “Tres Esquinas”, dañando también al personal, las aeronaves y los equipos allí presentes. Como objetivo secundario las aeronaves atacarán el Radar Civil Secundario de “Araracuara”.

- 2 Su-30Mk2 son enviados a Villavicencio – Meta con el fin de destruir los Radares Civiles Primario y Secundario de Villavicencio, inutilizar la Pista del CACOM 2 dañando también al personal, las aeronaves y los equipos allí presentes. Como objetivo secundario, las aeronaves atacarán los Radares Civiles de “Carimagua” en Puerto Gaitán - Meta.

- 4 F-16A/B son enviados a Malambo – Atlántico a atacar el CACOM 3, inutilizando la pista, destruyendo las aeronaves, instalaciones y equipos allí presentes. Como objetivo secundario las aeronaves dañarán el Puente Pumarejo sobre el Río Magdalena, y destruirán los Radares Civiles (Primario y Secundario) de “Tubará” - Atlántico.

- 2 F-16A son enviados a Riohacha - Guajira, a destruir el Radar Militar, destruir la pista del Aeropuerto Internacional Almirante Padilla, y la pista táctica ubicada en las afueras de Riohacha. Como objetivo secundario atacarán las instalaciones del Batallón Mecanizado Córdova, haciendo énfasis en los hangares de los vehículos y las instalaciones de comando y comunicaciones.

- 2 F-16A son enviados a Puerto Carreño – Vichada, a destruir el Radar Militar de “Marandúa” e inutilizar la pista (GAORI). Dañando también al personal, las aeronaves y los equipos allí presentes.

- 2 K8 son enviados a Floridablanca – Santander, para destruir los Radares Civiles (Primario y Secundario) de “Picacho”.

- 2 K8 son enviados al cerro de “La Teta” en La Guajira con el fin de inutilizar la antena repetidora de la Red de Campaña del Ejército, destruir la Base Militar y dañar al personal, vehículos y equipos allí presentes. Como objetivo secundario atacarán la Estación de la  Policía Nacional de Colombia en Castilletes.

Operaciones de Contrapoder Aéreo

- 4 Su-30 Mk2 atacarán el Comando Aéreo de Combate N° 1, CACOM 1, en Puerto Salgar – Cundinamarca. Inutilizando la pista y destruyendo en tierra a todas las aeronaves que sea posible. Como objetivo integral del ataque se destruirá el puente La Dorada – Puerto Salgar sobre el Río Magdalena.

- 6 Su-30 Mk2 atacarán el Comando Aéreo de Transporte Militar – CATAM, en Bogotá. Inutilizando la pista que comparte con el Aeropuerto Internacional Eldorado y destruyendo en tierra a todas las aeronaves militares que sea posible. Como objetivo integral del ataque se destruirán los Radares Civiles (Primario y Secundario) del Aeropuerto Eldorado. Como objetivos secundarios, las aeronaves atacarán las instalaciones del Ministerio de Defensa en el CAN, donde confluyen el Comando General de las Fuerzas Militares y los Comandos de Fuerza, y lanzarán bombas sobre el Palacio de Nariño. En su retirada una unidad de la escuadrilla se desplazará a Subachoque – Cundinamarca, para destruir el Radar Civil Secundario de “El Tablazo”.

Operaciones contra el Poder Naval

- 4 F-16A/B atacarán la Base Naval 1 de Cartagena de Indias, concentrándose en dañar/hundir a los buques mayores y submarinos que estén en puerto. En segunda instancia atacarán las instalaciones portuarias.

Operaciones contra el Poder Terrestre

- 4 A/T-27 Tucano atacarán las instalaciones del Grupo de Caballería Rondón y del Batallón de Artillería Santa Bárbara ubicados en Buenavista – Guajira.

- 4 A/T-27 Tucano atacarán las instalaciones militares en Albania – Guajira, sede del Grupo de Caballería Blindado Mediano Matamoros.

- 4 A/T-27 Tucano atacarán el cuartel del Grupo de Caballería Hermógenes Maza en Cúcuta.

Operaciones se Seguridad

- 2 Su-30 Mk2 en configuración de Superioridad Aérea efectuarán Patrullas Aéreas de Combate en la zona de La Guajira.

- 2 Su-30 Mk2 en configuración de Superioridad Aérea efectuarán Patrullas Aéreas de Combate en la zona de Apure.

- 2 Su-30 Mk2 en configuración de Superioridad Aérea efectuarán Patrullas Aéreas de Combate en la zona Centro Norte Costera (Caracas).

 

SEGUNDA OLEADA DE ATAQUES AÉREOS DE LA FUERZA AÉREA VENEZOLANA CONTRA OBJETIVOS EN COLOMBIA, HORA H+6 DEL DÍA D

Operaciones de Oscurecimiento:

- 2 Su-30Mk2 son enviados a Rionegro Antioquia a destruir los Radares Civiles (Primario y Secundario) ubicados allí. Como objetivo secundario, inutilizarán la pista que el CACOM 5 Comparte con el Aeropuerto Internacional “José María Córdova”, para luego proceder a atacar las instalaciones del CACOM 5, intentando destruir el mayor número de aeronaves en tierra, así como afectar al personal. Como objetivo secundario las aeronaves atacarán las instalaciones del grupo de Caballería Juan del Corral.

- 2 Su-30Mk2 son enviados a Carepa – Antioquia, a destruir los Radares Civiles (Primario y Secundario) que hay allí. Como objetivo secundario inutilizarán la pista, intentando destruir el mayor número de aeronaves militares que estén en el sitio. Como objetivo secundario las aeronaves atacarán las instalaciones de la 17 Brigada del Ejército Colombiano en Carepa.

- 2 Su-30Mk2 son enviados a Belalcazar – Caldas a destruir el Radar Civil (Secundario) que hay allí. Como objetivo secundario atacarán las instalaciones del Batallón Ayacucho en Manizales, Caldas.

Operaciones de Contrapoder Aéreo

- 4 Su30Mk2 atacarán (nuevamente) las instalaciones del CACOM 3 en Malambo, Atlántico. Como objetivo secundario atacarán las instalaciones del Batallón de Ingenieros Vergara y Velasco.

- 2 Su-30Mk2 atacarán el aeropuerto de Cartagena de Indias. Como objetivo secundario atacarán (nuevamente) la Base Naval ARC “Cartagena”.

Operaciones contra el Poder Naval

- 4 Su-30Mk2 atacarán la Base Naval 2 en Bahía Málaga (cerca de Buenaventura). Además de destruir las instalaciones portuarias, intentarán dañar o hundir a todos los buques y embarcaciones que allí se encuentren.

Operaciones contra el Poder Terrestre

- 4 Su-30Mk2 atacarán el Fuerte Militar de Tolemaida, haciendo especial énfasis en las Instalaciones del Batallón de Mantenimiento de Ingenieros.

Operaciones se Seguridad

- 4 F-16A efectuarán patrullas aéreas de combate. Dos aviones en la región noroccidental, y dos en la región centro occidental de la frontera.

- 4 Su-30Mk2 estarán en Alerta 1 en la Base Aérea de El Sombrero, estado Guárico.

 

TERCERA OLEADA DE ATAQUES AÉREOS DE LA FUERZA AÉREA VENEZOLANA CONTRA OBJETIVOS EN COLOMBIA, HORA H+12 DEL DÍA D

Operaciones de Oscurecimiento:

- 6 equipos de a 2 aviones K8 atacarán y destruirán las antenas de la Red de Campaña del Ejército Nacional, ubicadas dentro de su alcance táctico en el territorio colombiano.

Operaciones contra la Línea de Mando:

- 4 Su-30Mk2 atacarán los objetivos de gobierno en torno a la Plaza Bolívar de Bogotá: Palacio de Nariño, Palacio de San Carlos, Palacio de Justicia, Congreso, Alcaldía de Bogotá.

- 4 Su-30Mk2 atacarán el Centro Administrativo Nacional CAN, asegurándose de dañar o destruir las instalaciones de: Ministerio de Defensa, Ministerio de Transporte, Ministerio de Educación, la Escuela Superior de Administración Pública ESAP, INCODER, INVIAS, Policía Nacional, Indumil, el Departamento Administrativo Nacional de Estadística y la Registraduría Nacional.

- 2 Su-30Mk2 atacarán las instalaciones del Cantón Norte en Bogotá D.C.

- 2 Su30Mk2 atacarán las instalaciones del Cantón Sur en Bogotá D.C.

- 2 Su30Mk2 atacarán las instalaciones del Centro Administrativo La Alpujarra en Medellín, asegurándose de dañar o destruir las instalaciones de: Gobernación de Antioquia, Alcaldía de Medellín, Edificio de Justicia, Edificio de la DIAN.

Operaciones contra la Economía:

- 2 Su-30Mk2 atacarán las instalaciones mineras de La Loma y la Jagua de Ibirico en el Cesar.

- 2 Su-30 Mk2 atacarán las instalaciones mineras de Alto de San Jorge en Córdoba.

- 8 Tucanos atacarán las instalaciones mineras del Cerrejón (Norte, Central, Sur) en La Guajira, intentando dañar la maquinaria, y las edificaciones.

- 4 F-16A/B atacarán la Refinería de Cartagena de Indias (78.000 barriles diarios).

- 4 F-16A/B atacarán la Refinería de Barrancabermeja, Santander (240.000 barriles diarios).

Operaciones contra la Moral del Enemigo:

- 2 Su-30Mk2 destruirán las instalaciones de la Hidroeléctrica del Guavio en Ubalá, Cundinamarca. Con capacidad instalada de 1.150 Mw.

- 2 Su-30Mk2 destruirán las instalaciones de la Hidroeléctrica de San Carlos, en San Carlos, Antioquia. Con capacidad instalada de 1.240 Mw.

- 2 Su-30Mk2 destruirán las instalaciones de la Hidroeléctrica de Chivor, en Santa María, Boyacá. Con capacidad instalada de 1.000 Mw.

Estos ataques a la infraestructura energética impactarán en cascada en toda la industria y el comercio. Además de que afectan la calidad de vida de la población deteriorando su espíritu de lucha.

Aquí culmina la fase de ataques estratégicos y se empieza a dar respuesta a los requerimientos tácticos de las unidades sobre el terreno. En la parte dos de este artículo se abordarán los posibles escenarios tácticos de una hipotética guerra entre Colombia y Venezuela.

Todo lo planteado hasta aquí es absolutamente posible, y fácilmente realizable por la Fuerza Aérea Venezolana. En Colombia no tenemos cazas de superioridad aérea capaces de hacer frente a los Su-30Mk2 y sus sistemas BVR. Tampoco tenemos sistemas de misiles antiaéreos capaces de defender objetivos estratégicos.

Es una ilusión pensar que solo con la innegable valentía de nuestros soldados podemos hacer frente a armas y equipos superiores cualitativa y cuantitativamente a los nuestros. Ahora que tenemos gente pensando en el posconflicto, sería una buena idea planificar como podemos equilibrar un poco las cosas, para que llegado el caso no seamos víctimas indefensas de las bombas y misiles de la aviación venezolana.

 

Cordialmente le invitamos a leer los otros artículos de la serie: Parte 1 - Parte 2 - Parte 3 - Parte 4 - Parte 5 - Parte 6 - Parte 7 - Parte 8 - Parte 9

Así como a seguirnos en Facebook: Clic Aquí

Envíenos sus sugerencias y observaciones para mejorar estos artículos al e-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Sociólogo DOUGLAS HERNÁNDEZ 
Director de www.fuerzasmilitares.org 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.