Cazabombardero F-16 Fighting Falcon
Cazabombardero F-16 Fighting Falcon

www.fuerzasmilitares.org (30ABR2014).- La Fuerza Aérea Colombiana (FAC) emitió el día de hoy un comunicado oficial negando que la institución esté adelantando un proceso para la adquisición de aviones de combate F-16 C/D con los Estados Unidos de Norteamérica, desmintiendo así una información aparecida en el portal infodefensa.com

Lamentamos que los corresponsales de medios internacionales en procura de pretendidas primicias den información falsa, revelen información que las instituciones del sector defensa tenían como reservada, o se hagan eco de rumores infundados, sin tener en cuenta las consecuencias que podría tener poner a circular tales informaciones. Entendemos que los editores dan como cierta la información que les proporcionan sus corresponsales en los distintos países, y por ello asumen la responsabilidad de publicarla. Deberán entonces preguntarse por las fuentes que utilizan sus corresponsales, qué tan confiables son, y si dicha información estaba disponible para su difusión por las instituciones del sector defensa, o por el contrario se trata de una filtración no autorizada.

Tradicionalmente en nuestro país las adquisiciones y otros asuntos del sector militar/policial se han manejado con mucha discreción, misma que obedece al manejo de las relaciones internacionales que nos ha caracterizado, ceñidos siempre a la legalidad y al manejo diplomático de las diferencias que han podido surgir con otras naciones. A diferencia de algunos vecinos nuestros, los Gobiernos de Colombia no emplean el poder militar como una herramienta geopolítica para presionar ni para amenazar. Por ello, si no se le da un prudente manejo a las informaciones sobre la seguridad y la defensa nacional, se podría estar enviando a la comunidad internacional un mensaje equivocado, ajeno a la realidad, o ajeno a los intereses del Gobierno Nacional.

En este orden de ideas, el acceso a información privilegiada involucra una enorme responsabilidad. Quienes trabajamos en los portales militares difundiendo información sobre la seguridad y la defensa debemos preguntarnos constantemente si conviene o no a los intereses de nuestro país contar esto o aquello, debemos decidir si mostrar alguna imagen será algo bueno o malo, desde un punto de vista integral, que involucre incluso las posibles reacciones de la comunidad internacional.

Ciertamente Colombia necesita renovar su flota de cazas, y es lógico suponer que el proveedor del reemplazo de nuestros veteranos Kfir C10/C12/TC12 podría ser nuestro principal aliado: los Estados Unidos de América. Ya ha habido en el pasado reciente acercamientos mutuos en este sentido, personal de la FAC en visita oficial a los EE.UU. han acudido a bases donde operan los F-16 de la USAF para conocer aspectos administrativos, logísticos y operacionales, nos han visitado en Colombia equipos de demostración acrobática dotados con aviones de combate F-16 para el deleite de quienes acudimos a la Feria Internacional de Aeronáutica en Rionegro, Antioquia, -incluso en 2013 trajeron un simulador- y también vimos que la FAC participó recientemente en las maniobras aéreas denominadas Red Flag en las que nuestros Kfir se enfrentaron con aviones más modernos incluidos los F-16. Es decir, que los entendidos en temas militares colombianos consideramos que no sería una sorpresa que la FAC eligiera al F-16 como su nuevo caza, la sorpresa sería que escogiera otra aeronave. El tema aquí es que en este preciso momento la Fuerza Aérea Colombiana dice que no está adelantando ningún proceso de adquisición en los términos que equivocadamente difunde el portal infodefensa, y eso solo demuestra que el corresponsal no lo pensó bien antes de enviar a su editor dicha información.

La Fuerza Aérea Colombiana debe seguir la línea que le traza el Ejecutivo a través del Ministerio de Defensa. En este momento el país se encuentra adelantando un complejo proceso de paz que está siendo torpedeado por la ultraderecha, vemos un saboteo permanente al Gobierno Nacional por parte de un ex Presidente que tiene a Twitter como arma política, estamos adelantando una serie de negociaciones en el plano internacional, que abarcan asuntos políticos, económicos, sociales, y de seguridad. En este contexto la postura regional del Gobierno de Colombia no es la de un país belicoso embarcado en una carrera armamentista, ese papel lo asume Venezuela. Además, en Colombia se acercan rápidamente las elecciones presidenciales donde el Presidente es candidato a la re-elección. De esta forma, la postura del Gobierno Nacional frente a una adquisición de este calibre, debe ser muy prudente. Para ejemplificar con un tema de actualidad: dos días antes de la publicación de infodefensa.com se iniciaba en Colombia un segundo paro agrario, pues los campesinos argumentan que las promesas gubernamentales no se les cumplieron, ¿acaso podría caldearse el ánimo de los campesinos al ver que el Gobierno si tiene (supuestamente) miles de millones para comprar aviones de combate, pero no para ayudarles o cumplirles con sus demandas?, ¿qué tan oportuna fue entonces la publicación de infodefensa.com para contribuir a mantener el orden público en Colombia?

Dos conclusiones lógicas, si es cierto que estamos en proceso de adquirir cazas F-16, pero la FAC lo niega, es porque la difusión de la información no estaba autorizada y alguien la filtró. Lo cual claramente está penado por la ley, y en cuyo caso consideramos que la institución debería adelantar las correspondientes investigaciones para encontrar los culpables y sancionarlos con todo el peso de la ley. Si no es cierto que estemos en proceso de adquirir aviones F-16 como lo afirma la FAC, entonces es infodefensa.com la que debería entrar a evaluar la conveniencia o no de publicar información que no ha sido contrastada con las instituciones respectivas, y por supuesto, la Fuerza Aérea Colombiana tendría que revisar los términos de su relación con ese medio de comunicación y sus representantes.

Finalmente, el llamado es a los miembros de las instituciones armadas de la República, a asumir con responsabilidad sus cargos y no andar filtrando información por intereses políticos, personales, económicos o de cualquier otra índole, por favor respetemos la cadena de mando y entendamos que hay unas personas específicas que son las responsables de difundir la información oficial dentro de dichas instituciones.

La disciplina es el pilar fundamental de las Fuerzas Militares.

 

Sociólogo DOUGLAS HERNÁNDEZ
Director de www.fuerzasmilitares.org
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.