Caballería Colombiana, ¡Salve Usted la Patria!Análisis sobre el proceso de modernización de los blindados Engesa EE-9 Cascavel del Ejército Nacional.

Junto al accidentado y confuso proceso para la adquisición de un tanque de guerra por parte del Ejército Nacional, hay otro proceso igual de accidentado y confuso: la decisión de qué hacer con los blindados de Engesa que ya poseemos.

Una empresa nacional ha presentado una propuesta de modernización de los EE-9 Cascavel, que ha podido ser evaluada en un prototipo al que se han realizado las correspondientes modificaciones, y que permanece en la Escuela de Caballería del Ejército Nacional en Bogotá. En este breve escrito se pretende analizar si es esta una opción viable para fortalecer a nuestras unidades de Caballería

Los Blindados de reconocimiento y combate Engesa EE-9 Cascavel y EE-11 Urutú, fueron recibidos en 1983 por el Ejército Colombiano, junto con un lote de camiones EE-15 y EE-25 -principalmente en versiones carrotaller-, para dotar a las unidades de Caballería. Los Cascavel y Urutú representaban una mejora en relación a lo que se poseía hasta ese momento (M-8 y M-20 de la Segunda Guerra Mundial), especialmente en lo referido a la potencia de fuego, pues el Cascavel monta el cañón EC-90 de 90 mm., que es el Cockerill Mk.3 fabricado bajo licencia en Brasil por la empresa Engesa.

El total de producción del Cascavel llegó a 1.738 unidades, siendo el comprador principal el Ejército Brasileño con 409 unidades, seguido por Libia con 400, Irak con 364, Colombia con un total adquirido de 128 unidades, Chipre con 124, Zimbabwe compró 90, Chile adquirió 70, Ecuador apenas 32, Paraguay con 28 unidades, Uruguay con 15, Gabón con 12 y Surinam compró solo 6 vehículos. En todos estos países integran unidades de Caballería, con funciones de reconocimiento.

Nuestros Cascavel están integrados a las Tablas de Organización y Equipos (TOE) de los Grupos de Caballería Mecanizada del Ejército Nacional, específicamente en los Escuadrones de Caballería Pesados.

La situación de los Cascavel Colombianos

En los años 90, apenas una década después de adquiridos los Cascavel y Urutú por parte del Ejército Colombiano, la empresa que los fabricaba se declaró en quiebra. Lo cual generó mucha preocupación por el futuro del mantenimiento y la logística. Sin embargo, la simplicidad de estos vehículos, sumado al uso de partes, piezas y repuestos de tipo comercial, han hecho posible su sostenimiento logístico y operacional a lo largo de los años.

Con el paso del tiempo se les han realizado mejoras, como por ejemplo el cambio del motor original por otro más potente, que le permite operar en óptimas condiciones en la abrupta geografía colombiana. Estas mejoras las ha realizado la empresa privada bajo contrato, y también el astillero de la Armada Nacional COTECMAR.

Actualmente el mantenimiento a los vehículos Engesa EE-9 Cascavel y Engesa EE-11 Urutú, es realizado integramente por el Batallón de Mantenimiento del Ejército "José María Rosillo", ubicado en el barrio "20 de Julio" de Bogotá. Allí contamos con un personal altamente calificado para atender los diferentes sistemas: mecánico, eléctrico, optrónico, armamento, pintura, etc. Las unidades de Caballería envían al BAMAN Pelotones de Caballería completos -con su personal y equipos- de acuerdo a ciclos programados de mantenimiento, y allí las tripulaciones se integran al proceso de renovación de sus propios vehículos. Como se trata de Soldados Profesionales, el conocimiento que adquieren potencializa las capacidades de mantenimiento de sus unidades de origen. Los vehículos se dejan como nuevos, y son probados exhaustivamente antes de ser devueltos a los Grupos de Caballería dispersos por toda la geografía nacional.

Dadas las capacidades adquiridas por el BAMAN, y gracias al ciclo de mantenimiento al que son sometidos los vehículos Cascavel y Urutú, podremos contar con estos blindados por muchos años más, pues cada vez que salen de su ciclo están como nuevos, el problema es precisamente que recuperan sus características originales, cuando ya van 30 años de su entrada en servicio en el Ejército Nacional. Además de las mejoras en la motorización, hace falta incorporarles mejoras tecnológicas que aumenten sus capacidades y les permitan combatir con mayor eficacia y eficiencia.

La actual propuesta de modernización

Una empresa colombiana que produce y comercializa tecnología y electrónica para la seguridad y la defensa, ha presentado una propuesta de modernización de los blindados EE-9 Cascavel en uso por el Ejército Colombiano. La propuesta ya se aplicó en un prototipo, mismo que ha sido sometido a exhaustivas pruebas de campo, de las que ha salido airoso.

Las mejoras principales en relación con el vehículo estándar consisten en la incorporación de un nuevo sistema de miras y telémetros, mismas que permiten una mayor y mejor visualización del campo circundante tanto de día como de noche, mejorando además el alcance y la precisión de las mediciones de las distancias gracias a equipos láser de última generación. La información producida por estos sensores es procesada por un computador a bordo y presentada en pantallas tipo touch screen disponibles para la tripulación.

Adicionalmente a lo anterior, el vehículo cuenta con un nuevo sistema automatizado para movimiento de la torre y el cañón. Este ya no se ejecuta moviendo manivelas, sino que por medio de servos especiales puede hacerse con un dispositivo tipo joistick, de esta forma el arma puede apuntarse en azimut y elevación por medio de simples movimiento de la muñeca.

Se le ha aplicado al prototipo un sistema de celdas de energía detrás de la torre, mismo que permite emplear toda la electrónica de abordo, sin necesidad de que el vehículo esté encendido, lo cual mejora el rendimiento general en el sentido de que al ahorrar combustible se logrará un radio de acción óptimo, al tiempo que en posición avanzada o en puesto de observación en vehículo puede permanecer en silencio absoluto.

Además de todo lo reseñado, el prototipo está equipado con un motor más potente, que mejora su rendimiento a campo través. Se ha revisado todo el sistema eléctrico para balancear los nuevos requerimientos de energía, con el sistema estándar de suministro y el nuevo sistema de celdas de combustible, y se ha modificado el periscopio central del conductor para dotarlo de mejor visión diurna/nocturna desde adentro de vehículo, sin que tenga que asomar la cabeza para desplazarse a alta velocidad. El equipo interfono es de última tecnología, así como los sistemas de radio comunicaciones instalados en el prototipo.

¿Qué hacer?

Parece ser una buena opción modernizar los Cascavel disponibles a este estándar. Ecuador hizo algo parecido con sus unidades, lo que en este momento hace que los Cascaveles de ese país sean más avanzados que los nuestros. Brasil va a mantener sus Cascaveles por unos años más, hasta que el nuevo vehículo "Guaraní" haya sido producido en cantidades suficientes. Incluso en Brasil se está llevando a cabo un proceso de actualización de su parque blindado de EE-9 y EE-11, lo que indica que ese país, con una economía, un territorio, y necesidades de defensa superiores a las nuestras, considera que aun conservan vigencia.

El problema que tenemos es lo limitado de nuestros recursos. Estando en curso un proceso para la adquisición de tanques, las personas encargadas de tomar decisiones al interior de Ejército temen que modernizar los Cascavel implique gastar los preciosos recursos que deben asignarse a los futuros Tanques, sin embargo la indecisión ha llevado a que no tengamos ni lo uno ni lo otro. Hace unos años el dinero para los tanques (que apenas serían 44) se reasignó para el pago de deudas prestacionales al personal de Soldados Profesionales. No es que haber cumplido con esa obligación sea algo malo, lo malo es haber usado ese dinero que ya estaba asignado para la adquisición de armamento que reviste un carácter estratégico para el país.

Cuando se activó el Grupo Mecanizado Matamoros, fue porque se pensaba adquirir 44 tanques AMX-30EM2 excedentes del Ejército Español, negocio que se vio truncado por la intervención del alto gobierno venezolano y por el cambio de gobierno en España. Hubo un momento decisivo en el que todo pudo haberse ejecutado rápidamente si nuestra embajadora en España de ese momento se hubiese movido, por desgracia estaba ocupada en el proceso de llevar a Madrid una representación de comparsas del Carnaval de Barranquilla, incluyendo monocucos, toritos, congos y marimondas. Parece que para ella eso era más importante.

La TOE del Batallón de Tanques debió ser reestructurada y en lugar de los AMX-30EM2, se agregaron al Grupo Matamoros varios Escuadrones Pesados de Caballería que fueron segregados de otras unidades del arma, y que fueron por lo tanto debilitadas en su Tabla de Organiziación y Equipos. Cuando se adquieran los 44 tanques proyectados, entonces se liberarán los Escuadrones actualmente asignados al Matamoros y podrán regresar a sus unidades de origen, recuperando su plena capacidad operacional. En cualquier caso, esos 44 tanques por si solos no pueden hacer frente al enemigo, necesitan de un conjunto de unidades, armas y equipos que les den soporte y apoyo. Incluyendo a nuestros veteranos EE-9 Cascavel.

La Munición

Aquí hay una posibilidad de mejora para el vehículo que no implica modificaciones al mismo. Si la munición de 90 mm. que puede disparar el cañón EC-90 (Cockerill Mk3) mejora y se hace más letal, es obvio que conviene renovar los lotes de munición disponible por aquella que presente mejoras considerables y permita un mayor poder destructivo sobre el blanco.

Sin embargo, no se puede optar entre una cosa y otra, es necesaria la conjunción de las mejoras mecánicas, con mejores sensores, automatización, y munición más letal. Considerando que buena parte del trabajo puede hacerse en el BAMAN, lo que ahorra costos, junto con el hecho de que la empresa que propone la modernización es también nacional, el ahorro puede ser considerable. De esta forma además de ponerle a nuestros Cascavel un sonajero más grande, realmente tendrán dientes con más veneno.


Sociólogo DOUGLAS HERNÁNDEZ 
Editor de www.fuerzasmilitares.org 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.