Capitán Jaime Hernández Sierra. Presidente de la Asociación Colombiana de Aviadores Civiles.
Capitán Jaime Hernández Sierra. Presidente de la Asociación Colombiana de Aviadores Civiles.

www.fuerzasmilitares.org (16JUL2016).- El Capitán Jaime Hernández Sierra, Presidente de la Asociación Colombiana de Aviadores Civiles (Acdac), amablemente nos ha concedido una entrevista que nos permite tener un amplio panorama del sector aeronáutico del país, así como de la situación laboral en este campo. El Capitán Hernández fue Cadete en la Fuerza Aérea Colombiana durante 1993, se graduó como piloto comercial en Aerocentro en 1996, ha operado equipos Fokker 50, McDonell Douglas MD83, Boeing B-757 y Boeing B-767, actualmente es Comandante de Airbus A-320 en Avianca. Es socio de la Asociación Colombiana de Aviadores Civiles, Acdac desde 1996, y ha sido miembro de la Junta Directiva de la Asociación y presidente de la misma, durante los periodos 2009 – 2011 y 2011 – 2015, y lo es actualmente.

Esto fue lo que nos contó:

¿Cuáles han sido sus mayores logros durante su gestión como Presidente de Acdac?

Dentro de la agenda que hemos venido desarrollando, quiero destacar:

  • El trabajo institucional en favor de las condiciones laborales de los aviadores colombianos.
  • El apoyo a iniciativas legislativas para el fortalecimiento del sector aéreo y de las condiciones de seguridad de las operaciones, como: el Proyecto de Ley Laboral para Tripulaciones de Vuelo y el Proyecto de Ley de Código Aeronáutico.
  • El fortalecimiento gremial en Colombia y la región, a través de los sindicatos y federaciones de América.

¿Cuál es la anécdota que más recuerda en su calidad de piloto?

La gran mayoría de los vuelos generan anécdotas. Seleccionar una entre tantas y tan diferentes, es una tarea difícil; sin embargo, destacaría dos.

El primer vuelo que realicé solo, y el vuelo en el cual tuve mi primera emergencia real como comandante de una aeronave. El cúmulo de sensaciones es indescriptible. La presencia de Dios es absoluta, y la satisfacción cuando todo termina, irrepetible.

¿Cuál es la importancia de Acdac para el sector aeronáutico?

La Asociación Colombiana de Aviadores Civiles, Acdac, fue creada en 1949 con el objetivo de proteger:

  • La seguridad aérea,
  • La soberanía, y
  • Las condiciones laborales de los pilotos

Ante el Estado, organismos nacionales e internacionales, empresas operadoras, pasajeros y la sociedad en general.

La Asociación agrupa y representa legítimamente a los aviadores civiles colombianos en todas las instancias nacionales e internacionales, promoviendo la Seguridad aérea y la importancia de la aviación como desarrollo económico del país y responsable de la integración nacional o de Colombia con el mundo. Así mismo la colaboración con nuestra Fuerzas Militares y sus aviaciones respaldando la defensa de los colombianos y la soberanía nacional.

Acdac es miembro de la Federación de sindicatos de pilotos de Latinoamérica, Fespla, la International Transport Federation, ITF, la International Federation of Air Line Pilots' Associations, Ifalpa, y la Asociación de pilotos de Star Alliance, ASAP.

¿Tiene algún papel que jugar Acdac en lo atinente a la seguridad y defensa del país?

Si. La responsabilidad de la Asociación y, en consecuencia, la gestión permanente que adelanta de cara a todos los actores del sector, el Estado y organismos de reglamentación, vigilancia y control en Colombia y el exterior, apunta directamente a contribuir tanto en las condiciones de soberanía en lo que concierne al uso del espacio aéreo, como en las garantías para la seguridad de las operaciones aéreas.

Al ser la reserva estratégica del poder aéreo nacional tenemos la responsabilidad de estar siempre listos al llamado para el auxilio de nuestros compatriotas y de nuestro país utilizando nuestras aeronaves de acuerdo al plan de movilización que este establecido por el Ministerio de Defensa Nacional.

¿Tienen un estimado de cuantos pilotos civiles colombianos iniciaron como pilotos militares?

Aproximadamente el 30% de nuestros aviadores pisaron alguna vez las unidades alma mater de las diferentes fuerzas del país.

¿Sostiene Acdac vínculos permanentes con la Fuerza Aérea Colombiana?

Por supuesto y no solamente con la Fuerza Aérea, sino también con el Ejército, la Armada Nacional y la Policía. Interactuamos y trabajamos dependiendo de la especialidad los temas relacionados con la aviación.

Adicionalmente, cada mes de diciembre, como un sencillo homenaje a nuestros héroes, reunimos obsequios donados por los aviadores del país y los llevamos a los hijos de los soldados.

¿Algún mensaje para los jóvenes colombianos que sueñan con ser pilotos?

Colombia necesita aviadores que lleven a su Patria en el alma y a sus pasajeros en el corazón. Deben ser dignos embajadores de las mejores tradiciones de nuestra tierra, profesionales, disciplinados y valientes ante el peligro. Los colombianos necesitan siempre que abordan una aeronave, estar en las mejores manos. Por esta razón, la juventud que siente el llamado de la aviación en sus venas, deberá preparase académica, intelectual y espiritualmente, para servirle a Colombia a través de la profesión más bella de la tierra, para servirle a los demás desde los cielos.

¿Por qué los cursos básicos de pilotaje son tan costosos?

La infraestructura, los costos operativos y requisitos de seguridad exigidos por la autoridad aeronáutica con miras a garantizar la adecuada formación y la seguridad de los alumnos hace que los costos del entrenamiento necesario sean tan elevados.

¿Existe alguna escala salarial para pilotos civiles que nos pueda compartir?

Los salarios de los aviadores en Colombia varían dependiendo la empresa donde trabajen, la aeronave que comanden y el riesgo de la operación de esta. Podríamos hablar que la escala salariar oscila entre $2’000.000 y $18’000.000.

¿Cuál considera usted es el principal problema que hoy en día presenta la aviación civil en Colombia?

En la Seguridad de las operaciones aéreas inciden varios factores fundamentales, encadenados unos con otros con el fin de minimizar las fatalidades. Se trata de aspectos en tierra y aire: infraestructura, radioayudas, normatividad, operadores, aeronaves y trabajadores.

Para el caso particular de Colombia, si bien en los últimos años se han hecho inversiones importantes en el sector y se tiene presupuestado seguir en esta línea, los trabajos se han orientado a dotar al país con imponentes edificios que brindan servicios como la mayoría de los mejores terminales aéreos en el mundo. No obstante, estas inversiones han dejado rezagado el aspecto de pistas, radio ayudas, radares y comunicaciones, en general.

Adicionalmente, el país sigue estando atrás en materia de normatividad: por un lado, Colombia es el único país de América Latina que no cuenta con un Código Aeronáutico que articule todas las responsabilidades de los diferentes actores del sector que toman parte en la industria: autoridades, empresas operadoras, concesionarios aeroportuarios, trabajadores e, incluso, pasajeros.

Por otro lado, aun cuando Colombia acogió el Anexo 6 de la Organización de Aviación Civil Internacional, OACI, los mandatos de tal Anexo no se han evidenciado en la legislación del país, con el gravísimo impacto que esto tiene en materia laboral y obviamente en la seguridad de las operaciones aéreas. Por cuenta de esta omisión, hoy en Colombia las tripulaciones se encuentran por fuera de los parámetros laborales (jornada de trabajo, tiempo de vuelo y tiempo de descanso) que han dispuestos estudios médicos y científicos en todo el mundo y que están ya presentes en muchos países.

La seguridad de las operaciones aéreas no es discrecional, ni en Colombia ni en ningún país; es una obligación de cada Estado para con sus ciudadanos. Así que lo más importante es que el Estado colombiano evidencie su responsabilidad mediante la expedición de la normatividad necesaria y además dispuesta por los organismos internacionales, como OACI a través de su Anexo 6.

La Organización de Aviación Civil Internacional, Oaci , establece que “para manejar la fatiga, el Estado del explotador establecerá reglamentos que determinen las limitaciones aplicables al tiempo de vuelo, períodos de servicio de vuelo, períodos de servicio y períodos de descanso para los miembros de la tripulación de vuelo. Cuando estén disponibles, estos reglamentos se basarán en principios y conocimientos científicos con la intención de asegurar que los miembros de la tripulación de vuelo se desempeñen con un nivel adecuado de estado de alerta”.

En Colombia esta potestad que le compete al legislativo ha sido asumida por la autoridad aeronáutica, entidad que ha emitido regulaciones sin considerar lo dispuesto por OACI ni los resultados de los estudios médicos y científicos que en todo el mundo han determinado que las limitaciones a las jornadas de trabajo inciden drásticamente en la seguridad de las operaciones aéreas.

El riesgo en materia de seguridad aérea es latente. Cada día, en cada una de las operaciones aéreas se encuentran en riesgo tanto las personas a bordo (tripulaciones y pasajeros) como los ciudadanos en superficie. Son muchos los casos en los que la comunidad se ha visto afectada. Por supuesto, cada accidente, cada incidente, es también un riesgo para la continuidad de las empresas y para la supervivencia, la confiabilidad y la reputación misma del sector.

¿Cuál es la proyección del sector aeronáutico colombiano?, ¿expansión, recesión, estancamiento?, ¿por qué factores?

El desarrollo económico del sector de transporte aéreo ha impulsado el crecimiento del país.

El PIB del subsector ha sido superior al crecimiento de la economía en los últimos 10 años y el volumen de pasajeros ha experimentado las tasas más altas de crecimiento a partir de los últimos 7 años. De la misma forma, el mercado ha evolucionado hacia la internacionalización, ampliando la cantidad de viajeros internacionales que entran y salen del país. Se percibe entonces un panorama estable positivo para el sector, con crecimientos moderados impulsados por la disminución de tarifas y las condiciones macroeconómicas

En los últimos años el sector aéreo Colombiano ha experimentado un periodo de dinámica y desarrollo sin precedentes en el país. Pasamos de ser en los 90´s un sector predominantemente caracterizado por flota antigua, servicios regulares de pasajeros, infraestructura obsoleta y una red de operaciones limitada dentro de un ambiente de competencia casi monopólico a un sector que cuenta hoy con la segunda aerolínea más grande en Latinoamérica, flota e infraestructura renovada y excelente conectividad a través de la competencia de varias empresas que han desarrollado no solo el mercado de pasajeros sino de carga también, a nivel nacional e internacional.

Después de lo ocurrido en Septiembre de 2001, cuando las grandes aerolíneas entraron en Ley de quiebras y a pesar de los fuertes movimientos que tuvieron lugar en el país, la evolución del mercado ha sido positiva en términos de crecimiento, tanto financiero como operacional. El PIB del subsector se encuentra por encima del crecimiento de la economía de forma sostenida, lo que ha jalonado el desarrollo económico de otros subsectores. El mercado de pasajeros se triplicó, pasando de 11 MM pasajeros a 34, en un periodo de 20 años, desde el año 1995 al 2015, según fuentes de Aerocivil.

 

Crecimiento del PIB Transporte aéreo (azul) y PIB Colombia (rojo). Año 2001-2015
Crecimiento del PIB Transporte aéreo (azul) y PIB Colombia (rojo). Año 2001-2015

 

 

 

Fuente: Aerocivil. Serie Anual Pasajeros y Carga  Origen-Destino
Fuente: Aerocivil. Serie Anual Pasajeros y Carga Origen-Destino

 

Por otra parte, la mayor curva de crecimiento se da en los últimos 7 años, como se evidencia en la siguiente gráfica, que muestra la evolución del mercado:

 

Fuente: Aerocivil. Serie Anual Pasajeros y Carga  Origen-Destino
Fuente: Aerocivil. Serie Anual Pasajeros y Carga Origen-Destino

 

 

En los últimos 7 años el mercado ha crecido a una tasa promedio de 8.21% mientras que en el periodo 1992-2004 el mercado creció a un ritmo promedio de 2.39%.

¿Cómo se ha sustentado ese crecimiento?

La relación de pasajeros internacionales a domésticos ha venido cambiando lentamente. Mientras que en el año 1992 por cada 10 viajeros 2 eran internacionales, esta proporción para el 2015 es de 3. 

 

Fuente: Aerocivil. Serie Anual Pasajeros y Carga  Origen-Destino
Fuente: Aerocivil. Serie Anual Pasajeros y Carga Origen-Destino

 

Esto también nos muestra que el crecimiento de pasajeros en términos proporcionales ha sido mayor para pasajeros internacionales que aquellos domésticos.

 

Fuente: Aerocivil. Serie Anual Pasajeros y Carga  Origen-Destino
Fuente: Aerocivil. Serie Anual Pasajeros y Carga Origen-Destino

 

Dicha evolución se ha dado en un escenario macroeconómico dinámico, en donde observamos que a pesar de diferentes coyunturas de tasa de cambio, tasas de interés y crecimiento económico, se ha presentado una tendencia de crecimiento sólida y estable para el mercado de pasajeros:

 

Fuente: Banco de la República
Fuente: Banco de la República

 

¿Cuales son las perspectivas?

El escenario macroeconómico mundial presenta diferentes retos, ya que las condiciones de empleo, crecimiento económico y tasas de interés no son las más favorables en el mediano plazo. En la industria aérea observamos un escenario más favorable teniendo en cuenta los siguientes shocks:

  • El combustible que representa en promedio un 30% de los costos operacionales de las aerolíneas, ha sufrido reducciones de precio del 50% desde el año 2015 y tienen una perspectiva de precio relativamente estable dentro de un rango entre 45 y 55 USD / Bl.
  • Del lado de los ingresos, podremos ver que la reducción de los costos está siendo bien leída por el mercado a través de la reducción de tarifas, con disminuciones del 10% aproximado en precios constantes del 2011 (Iata – Economic Outlook - http://www.iata.org/whatwedo/Documents/economics/Economic-Performance-of-the-Airline-Industry-mid-year-2016-forecast-slides.pdf).
  • Mayores flujos de pasajeros, que creció 9.4% al pasar de 7.859.000 en el primer trimestre de 2015 a 8.603.000 al primer trimestre del 2016, lo que representa un incremento del 9.4%. (Fuente: Portafolio, Mayo 6 de 2016). Consistente con lo esperado por la devaluación, el mercado que más creció fue el internacional, el cual tuvo un crecimiento de 10.5% al cerrar con 2.852.000 pasajeros movilizados. A nivel local, el crecimiento fue de 8.9%.
  • La respuesta final la dará el pasajero doméstico, que representa el 67% de los viajeros. La proyección de la clase media en la región según el Banco Mundial se mantendrá estable, lo que nos puede dar un escenario de estabilidad positiva moderada.

 

*Fuente: Banco Mundial
*Fuente: Banco Mundial

 

Se percibe entonces un panorama positivo para el sector, con crecimientos moderados (de 1 dígito) impulsados por la disminución de tarifas y las condiciones macroeconómicas del mercado que favorecen en el caso de los viajeros internacionales por la devaluación pero resultan menos favorables para el viajero nacional por la desaceleración económica y el aumento de tasas de interés. Del lado de las aerolíneas, el escenario es estable en la medida que las tarifas contrarrestan la generación de ingresos a pesar del mayor flujo de viajeros, el costo operacional ha disminuido no solo por el costo del combustible sino por las eficiencias operativas alcanzadas y así mismo la posición de deuda en moneda extranjera que ha afectado el rendimiento financiero y la capacidad de generar utilidades después de asumir los gastos financieros.

Agradecemos al Capitán Hernández su gentileza.

 

Más información:

Asociación Colombiana de Aviadores Civiles, Acdac.

Teléfono (57 – 1) 6216380 – Celular 3103483704

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Artículo Recomendado: ¿Puede Avianca contribuir a la defensa nacional en caso de guerra?