ISIS
Las horribles acciones de ISIS no son espontáneas ni aleatorias, siguen las orientaciones de este manual.

www.fuerzasmilitares.org (15SEP2016).- “La gestión del salvajismo: la etapa más crítica a través de la cual pasará la Ummah” también conocido como “La gestión de la barbarie” , está compuesto por 113 páginas y se escribió en el 2004 por Abu Bakr Naji. Bajo este pseudónimo aparece como autor, aparte del libro en cuestión, varios artículos en una revista de Al Qaeda en internet, Swat al-Yihad. Utilizado ya por Osama Bin Laden en su objetivo contra occidente, también parece que es libro de cabecera del auto proclamado califa del Estado Islámico, Abu Bakr Al-Baghdadi.

Nos ofrece unas pautas a seguir para que los fanáticos islamistas puedan invadir los países de los “infieles” en una batalla que puede durar mucho tiempo. No una conquista por las buenas y a través del acercamiento, sino por las armas a través del terrorismo y diversos métodos de intimidación para irrumpir en la sociedad, arruinando la autoridad y las fuerzas policiales y militares, y poder implantar el tan deseado Califato universal en su lugar.

“Nuestra batalla es larga y todavía está en sus inicios (…). Sin embargo, su larga duración proporciona una oportunidad para la infiltración de los adversarios. Nosotros debemos infiltrarnos en las fuerzas policiales, los ejércitos, las empresas de seguridad  privada y las instituciones civiles sensibles.”

En el texto, Abu Bakr Naji dice que es importante crear un sentimiento de inseguridad a regiones enteras de occidente, áreas de "salvajes", que se dejarán gestionar por yihadistas que se verán como “salvadores” de todo ese caos. Una vez que el orden islámico se haya implantado y la armonía que aplica la Sharia se haya restaurado, el paseo hasta el califato fluirá solo.

“Tenemos juventud en grandes cantidades que buscan la yihad. Su deseo de martirio indica una condición adecuada de la fe; Es posible desviar algunos de ellos para trabajar en el aparato de seguridad y poder infiltrarse en las instituciones.”
 
“Cuando el número de estadounidenses muertos es un décima parte del número de rusos muertos en Afganistán (alrededor de 14.000) llegarán a una etapa de afeminamiento que los hará incapaces de sostener batallas por un largo periodo de tiempo y que compensarán con un conjunto de información engañosa.”

Abu Bakr Naji habla mucho de Arabia Saudita, el norte de África, Nigeria, Pakistán, Jordania, Yemen, Irak, Libia, Turquía, Túnez, Marruecos, zonas privilegiadas, las áreas prioritarias para la conquista islamista. Pero no se olvida del resto del mundo como objetivo en la implantación del Califato. Solo a través de la guerra y la violencia es posible la conquista de occidente.

Los objetivos que relata el Manual de la Gestión de la Barbarie es la de controlar el caos que surgirá en la ruptura del orden provocado por los atentados terroristas. Los requisitos a los que hace referencia para la administración del salvajismo son:

  • Establecimiento de la seguridad interna.
  • Suministro de alimentos y tratamiento médico.
  • Seguridad de las fronteras contra la invasión de los enemigos.
  • Establecimiento de la ley islámica.
  • Establecimiento de una sociedad de lucha en todos los niveles y entre todos los individuos. 

La Gestión de la Barbarie anuncia dos etapas próximas que preconizan los movimientos islámicos más radicales para por fin alcanzar sus objetivos e implantar el Califato universal:

1.- La primera consiste en lo que denominan la fase de humillación y agotamiento. En ésta fase se trata de minar la confianza y la moral de las sociedades democráticas mediante el recurso al terror ilimitado, o sea a través del MIEDO.

“El aumento de la barbarie no es lo peor que le puede pasar a ahora a occidente (…) Nuestros enemigos no tendrán misericordia de nosotros si nos agarran, por lo tanto, nos corresponde hacerles pensar mil veces antes de atacarnos.”

El manual explica como las atrocidades cometidas en el Medio Oriente juntamente posibles ejecuciones de occidentales solo sirve para agotar y paralizar occidente, pero solo son una parte de la estrategia global.

“La política de la violencia también se debe seguir de manera que si no se cumplen las demandas solicitadas, los rehenes deben ser liquidados de forma aterradora enviando el miedo a los corazones de los enemigos y sus partidarios.”

2- La segunda fase se iniciará cuando la destrucción de los pilares básicos del mundo occidental permitan lo que el autor llama, el desembarco de los salvadores como único remedio frente el caos generalizado y la instauración de ese nuevo califato islámico.

La Barbarie es una etapa previa a la victoria del califato, no es el destino deseado por los yihadistas.

Para Naji una de las medidas clave de la Yihad es “La política de pagar el precio”:

Cualquier acto debe ser enfrentado con una reacción que haga “pagar el precio” por el crimen cometido para que queden disuadidos de hacerlo de nuevo y reflexionen mil veces antes de atacarnos otra vez.

Puede ser que este temor o cautela que presentó EEUU durante los primeros días de la aparición del Estado Islámico durante las decapitaciones de su gente hubiera servido para conseguir sus objetivos en el grupo terrorista y aprovechar este tiempo para crecer.

“Hay que hacer pagar el precio incluso si es años después y que mejor si es en otro lugar”.

Para finalizar, según Naji subraya que:

Nuestra batalla es una batalla de tawhid (la unicidad de Alá) contra la incredulidad y la fe de los politeístas. No es una batalla económica, política ni social.

 

(David Garriga, España) 

 

Bibliografía:

Garriga, D. Yihad ¿qué es?. Ed: Comanegra (2015)

https://themuslimissue.wordpress.com/2014/10/12/jihad-manual-reveal-sleeper-cells-to-target-oilfields-sea-and-airports-tourist-facilities-banking-and-to-infiltrate-britains-army-and-police-forces/

 

EL MANUAL DE LA GESTIÓN DE LA BARBARIE. LIBRO DE CABECERA DE ISIS

Descripción: abu-bakr-naji-the-management-of-savagery-the-most-critical-stage-through-which-the-umma-will-pass-1.jpg

“La gestión del salvajismo: la etapa más crítica a través de la cual pasará la Ummah” también conocido como “La gestión de la barbarie”[i], está compuesto por 113 páginas y se escribió en el 2004 por Abu Bakr Naji. Bajo este pseudónimo aparece como autor, aparte del libro en cuestión, varios artículos en una revista de Al Qaeda en internet, Swat al-Yihad. Utilizado ya por Osama Bin Laden en su objetivo contra occidente, también parece que es libro de cabecera del auto proclamado califa del Estado Islámico, Abu Bakr Al-Baghdadi.

Nos ofrece unas pautas a seguir para que los fanáticos islamistas puedan invadir los países de los “infieles” en una batalla que puede durar mucho tiempo. No una conquista por las buenas y a través del acercamiento, sino por las armas a través del terrorismo y diversos métodos de intimidación para irrumpir en la sociedad, arruinando la autoridad y las fuerzas policiales y militares, y poder implantar el tan deseado Califato universal en su lugar.

“Nuestra batalla es larga y todavía está en sus inicios (…). Sin embargo, su larga duración proporciona una oportunidad para la infiltración de los adversarios. Nosotros debemos infiltrarnos en las fuerzas policiales, los ejércitos, las empresas de seguridad  privada y las instituciones civiles sensibles.”[ii]

En el texto, Abu Bakr Naji dice que es importante crear un sentimiento de inseguridad a regiones enteras de occidente, áreas de "salvajes", que se dejarán gestionar por yihadistas que se verán como “salvadores” de todo ese caos. Una vez que el orden islámico se haya implantado y la armonía que aplica la Sharia se haya restaurado, el paseo hasta el califato fluirá solo.

Tenemos juventud en grandes cantidades que buscan la yihad. Su deseo de martirio indica una condición adecuada de la fe; Es posible desviar algunos de ellos para trabajar en el aparato de seguridad y poder infiltrarse en las instituciones.”

“Cuando el número de estadounidenses muertos es un décima parte del número de rusos muertos en Afganistán (alrededor de 14.000) llegarán a una etapa de afeminamiento que los hará incapaces de sostener batallas por un largo periodo de tiempo y que compensarán con un conjunto de información engañosa.”[iii]

Abu Bakr Naji habla mucho de Arabia Saudita, el norte de África, Nigeria, Pakistán, Jordania, Yemen, Irak, Libia, Turquía, Túnez, Marruecos, zonas privilegiadas, las áreas prioritarias para la conquista islamista. Pero no se olvida del resto del mundo como objetivo en la implantación del Califato. Solo a través de la guerra y la violencia es posible la conquista de occidente.

Los objetivos que relata el Manual de la Gestión de la Barbarie es la de controlar el caos que surgirá en la ruptura del orden provocado por los atentados terroristas. Los requisitos a los que hace referencia para la administración del salvajismo son:

-       Establecimiento de la seguridad interna.

-       Suministro de alimentos y tratamiento médico

-       Seguridad de las fronteras contra la invasión de los enemigos.

-       Establecimiento de la ley islámica.

-       Establecimiento de una sociedad de lucha en todos los niveles y entre todos los individuos.


La Gestión de la Barbarie anuncia dos etapas próximas que preconizan los movimientos islámicos más radicales para por fin alcanzar sus objetivos e implantar el Califato universal:

1-    La primera consiste en lo que denominan la fase de humillación y agotamiento. En ésta fase se trata de minar la confianza y la moral de las sociedades democráticas mediante el recurso al terror ilimitado, o sea a través del MIEDO.

2-   

“El aumento de la barbarie no es lo peor que le puede pasar a ahora a occidente (…) Nuestros enemigos no tendrán misericordia de nosotros si nos agarran, por lo tanto, nos corresponde hacerles pensar mil veces antes de atacarnos.”[iv]

El manual explica como las atrocidades cometidas en el Medio Oriente juntamente posibles ejecuciones de occidentales solo sirve para agotar y paralizar occidente, pero solo son una parte de la estrategia global.

“La política de la violencia también se debe seguir de manera que si no se cumplen las demandas solicitadas, los rehenes deben ser liquidados de forma aterradora enviando el miedo a los corazones de los enemigos y sus partidarios.”

2- La segunda fase se iniciará cuando la destrucción de los pilares básicos del mundo occidental permitan lo que el autor llama, el desembarco de los salvadores como único remedio frente el caos generalizado y la instauración de ese nuevo califato islámico.

La Barbarie es una etapa previa a la victoria del califato, no es el destino deseado por los yihadistas.

Para Naji una de las medidas clave de la Yihad es “La política de pagar el precio”:

Cualquier acto debe ser enfrentado con una reacción que haga “pagar el precio” por el crimen cometido para que queden disuadidos de hacerlo de nuevo y reflexionen mil veces antes de atacarnos otra vez.

Puede ser que este temor o cautela que presentó EEUU durante los primeros días de la aparición del Estado Islámico durante las decapitaciones de su gente hubiera servido para conseguir sus objetivos en el grupo terrorista y aprovechar este tiempo para crecer.

“Hay que hacer pagar el precio incluso si es años después y que mejor si es en otro lugar”.

Para finalizar, según Naji subraya que:

Nuestra batalla es una batalla de tawhid (la unicidad de Alá) contra la incredulidad y la fe de los politeístas. No es una batalla económica, política ni social.