Sargento Mayor Oscal Guatemala
El Sargento Mayor Oscal como abanderado, en una inauguración de curso para reservas militares de Guatemala, personal de primer ingreso.

www.fuerzasmilitares.org (03AGO2016).- El Sargento Mayor Luis Leonel Oscal Rodríguez del Ejército de Guatemala, vivió la guerra en su país y ha seguido muy de cerca el proceso de paz que han adelantado allá. Le solicitamos una entrevista para que nos contara algunos aspectos de su vida militar que son realmente muy interesantes, en el proceso descubrimos en él a una persona muy generosa, a un hombre comprometido con su país y con lo que hace, muy atento a la situación política y siempre dispuesto a servir a los demás. Esta entrevista es solo un primer acercamiento a este personaje, al que estaremos consultando en el futuro, pues nos ha dicho que él ve muchas similitudes en los procesos de Guatemala y de Colombia -algunas de las cuales se hacen ya evidentes en sus respuestas-. Su experiencia de primera mano, será sin duda muy valiosa para nosotros y para nuestros lectores.

¿Por qué decidió ser militar, qué lo motivó?

Mi señor padre, que en paz descanse, me enseñó principios y valores y era muy respetuoso tanto de su religión como del amor a su tierra, y eso me lo delego al cumplir mi mayoría de edad. Antes de desearme feliz cumpleaños me dijo mañana a primera hora vas a tramitar tu cedula de vecindad y el siguiente día tu inscripción militar para prestar el servicio militar. Mi padre trabajaba con un Cnel. E ingeniero, ya retirado, pero su disciplina y mística la mantenía , de madrugada se levantaba a realizar sus ejercicios y uso de la piscina, eso me motivo mucho a ingresar a la institución, y era lo que más anhelaba aunque mi sueño era ser un oficial como él. Por muchas razones no logré ingresar a la escuela militar pero creo que no ha sido mucha la diferencia, aunque por no ser de escuela no tengo un rango alto las experiencias y responsabilidades han estado a gran altura.

¿Cuál es su especialidad militar, y por qué la escogió?

En este momento soy comandante de la primera compañía de reservas, soy instructor. Después del conflicto armado interno se firmó la paz en 1996, la institución inició un proceso de profesionalización, hubo una reducción importante de los elementos de 45 mil efectivos paso a tener 15 mil, las funciones han venido cambiando y debido a los diferentes desastres naturales a los que nos hemos enfrentado, se ha adaptado la capacitación del soldado de un 70% en ayuda humanitaria y rescate y un 30% en combate individual del soldado, por la mismos razón y por mi preparación en esa rama trabajamos estos temas con los soldados reservistas voluntarios.

Haciendo un balance, ¿está satisfecho con su carrera militar, era lo que esperaba?

Bastante satisfecho, han sido muchos logros, quizás más de los que esperaba.

¿Cuál es la anécdota que más recuerda de su vida militar?

Recuerdo dos cosas muy importantes. La extracción de un especialista de inteligencia en una de las últimas operaciones. Psicológicamente estaba muy mal y nunca esperaba que fuéramos por él, la situación estaba muy tensa, fue algo que le cambio la vida. En cuanto al apoyo humanitario, recuerdo mucho a la niña conchita que fue extraída de una aldea. El sitio se quedó incomunicado ya que una semana antes parte de un cerro cayó sobre el único paso en vehículo, de forma que tuvimos que sacarla por veredas, y a pesar que le fueron amputadas ambas piernas, es una niña muy motivada, feliz, aun la visitamos y se alegra de vernos.

¿Qué son las Reservas Militares en Guatemala?

Es un comando especial cuya visión es preparar unidades de Reservas Militares a nivel nacional, con el propósito de proveer del recurso humano en apoyo a las unidades militares permanentes en operaciones de seguridad, defensa y/o ayuda humanitaria.

Orientada a los jóvenes hombres y mujeres que comprendidos entre los 18 a 30 años tengan el deseo y la voluntad de hacerlo, el entrenamiento es los días domingos principalmente y los sábados para quienes quieran y puedan realizar una especialización en rescate.

Los jóvenes que aquí se enlistan no reciben sueldo alguno, lo único que se les da es el uniforme, y están en apresto para cualquier situación. La mayoría trabaja como cualquier civil de lunes a viernes y los sábados estudian, es un sacrificio grande que cada uno realiza. Hay una campaña social a medio año que consiste en pintar, realizar ornato y reparaciones varias, principalmente a escuelas públicas que estén necesitadas, o bien en albergues del adulto mayor. Al final se realiza una campaña final donde ponen en práctica sus conocimientos de combate individual del soldado.

¿Cuál ha sido su mayor logro como miembro de las Reservas Militares?

Han sido varios los principales, como ayuda humanitaria tener la confianza de la Coordinadora Nacional para la REducción de Desastres (CONRED) para delegarnos el control de los alberques y centros de acopio, para lo cual nuestro apoyo es requerido en forma constante, comprometiéndonos a tener que prepararnos mejor.

Lograr en corto tiempo entrenar un grupo al que le llame Grupo Alfa el cual tiene una capacidad mayor a cualquiera de los instructores, con los cuales hemos hechos varias presentaciones en simulacros bastante apegados a la realidad, y tienen mucha capacidad operativa, cada uno de ellos se ha ido especializando en atención a primeros auxilios, sobrevivencia, traslado de victimas etc.

El organizar los Amigos de Reservas Militares es bien complicado ya que todo es en forma voluntaria, sin recursos es difícil mantener la motivación, aun así hemos logrado realizar mucho trabajo ya propio como asociación.

¿A qué se dedica actualmente en el terreno profesional?

Durante los días que no son de entrenamiento, trabajo para una empresa como jefe de proyectos de energía, aunque siempre en apresto para cualquier situación que se dé, así mismo tenemos reuniones con el Señor comandante para planificar las clases para el fin de semana, así mismo coordinar a los instructores, realizando refrescos y actualizaciones.

Por favor, ¿puede darnos su opinión sobre el actual proceso de paz que adelanta el Gobierno Colombiano con el grupo FARC?

Es un tema muy delicado, en lo personal le he dado seguimiento en lo que se puede y lo visualizo como un proceso similar al que se llevo en nuestro país, de hecho algunas personalidades que participaron en dicho proceso se han reunido con algunos líderes de Colombia y la temática viene siendo muy similar a la que se tomó en nuestro país.

Este proceso es impulsado por el interés de los EE.UU, en reducir la llegada de cocaína a sus mercados y geopolíticamente por la inestabilidad existente en Venezuela y Brasil

¿Cómo se beneficiará la región con la paz en Colombia?

Creo que deben ser muy cuidadosos con los términos del proceso, porque a mediano plazo si todo sigue como va, en lugar de beneficiarse podría ser perjudicial. Las leyes son distintas en nuestros países, pero algunas líneas son similares, y lo que antes era terrorismo pasa a tomarse como delincuencia común, es donde los "desmovilizados" se aprovechan para delinquir más libremente.

Obviamente debería ser un beneficio para el pueblo si se estudian bien los términos y condiciones.

También se puede decir que este espacio de aparente paz, es el ámbito ideal para la confrontación ideológica. Creer que las FARC renunciaron a la búsqueda del poder político, es infantil. Guatemala, es un caso para este análisis. Tanto Colombia como Guatemala son espacios geográficos importantes para la seguridad de los Estados Unidos.

¿Cuáles son las principales amenazas que en el terreno geopolítico afectan a Guatemala?

Dentro de una serie de problemas con los que cuenta nuestro país entramos a los principales como son:

Incremento de la violencia, que va desde narcotráfico, delincuencia juvenil (pandillas que se ha incrementado mucho), muchas estructuras criminales no han sido desarticuladas ya que estos grupos paralelos tienen el poder económico, político, militar, que siguen operando impunemente. El Ministerio público que es el ente responsable, no ha logrado desarticular en su totalidad las bandas delictivas, por la misma razón que ya está contaminado (infiltrado por la delincuencia, o cuenta con funcionarios corruptos). Parte de la violencia es porque también hay muchas armas a disponibilidad de los delincuentes debido a que no hay un estricto control, cuando se firmó la paz los grupos terroristas no entregaron todo el armamento mucho del cual ahora sirve para delinquir.

La ineficiencia del sistema de justicia, que es arbitrario, esta manipulado por decisiones políticas del gobierno, presiones económicas y poderes paralelos, así como la injerencia de gobiernos extranjeros.

La degradación de los valores humanos, es algo muy importante que se ha perdido debido a tanta violencia, y es algo que cada día va en aumento. Se ha vuelto un problema social. La violencia intrafamiliar genera desintegración familiar, siendo esta una oportunidad grande para la mafia de poder reclutar jóvenes para llevarlos a la violencia.

Corrupción en algunas entidades del gobierno. Aunque hay un proceso de limpieza -por así decirlo- en cuanto a las estructuras del estado donde se detectaron grandes desfalcos por parte de las autoridades de control. 

Frente a estos problemas hay una fuerte resistencia. Las organizaciones de izquierda cada día han ido tomando fuerza, se han dedicado a bloquear la construcción de hidroeléctricas por ejemplo, a crear un clima de inestabilidad con las constantes manifestaciones, creando perdidas incalculables a la economía.

¿Cuáles diría usted son los principales problemas internos que debe enfrentar Guatemala?

Hay muchos problemas. Los principales ya se están enfrentando, como el combate a la corrupción, aunque esto genera tapar un agujero y aperturar otro, ya que también se va manipulando de acuerdo a los intereses extranjeros que de alguna forma van apoyando a la izquierda, es decir van aprovechando la situación. El lado bueno es que empresas que han sentido indirectamente la presión por el combate a la corrupción, voluntariamente han pagado al estado lo defraudado, lo cual ha sido muy importante, han sido $162 millones de dólares aproximadamente lo que no se ha logrado recuperar. Es lo defraudado por el binomio presidencial y ex ministros que aún está en proceso.

La lucha por el poder entre izquierda y derecha. Ahora la lucha no es en la montaña ahora es los medios para irse abriendo camino por medio del ataque a las fuerzas armadas, y no al sector empresarial, quien supuestamente es el explotador que alentó la lucha de clases. Por ejemplo hay un divisionismo marcado, mucha gente que gracias a los acuerdos de paz quedaron en puntos claves del gobierno -como el sistema de justicia- ha sido aprovechado para tomar venganza contra militares, que en su momento lograron darle duro a la guerrilla. Ahora son acusados de genocidio y supuestamente por matar a gente inocente, "inocentes" que en su momento portaban un fusil. Por otro lado hay serias acusaciones -con pruebas- contra dirigentes o ex comandantes guerrilleros y todos siguen engavetados. 

El clima de inseguridad que se vive, la inestabilidad con el nuevo gobierno, las injerencias extranjeras, al final el verdadero pueblo sigue cada vez más pobre, hay menos oportunidades de trabajo y debemos sufrir la violencia que a diario nos afecta.

Hay que agregar como condimento final a la situación expuesta, el anuncio de los EE.UU de la expulsión de 72 mil migrantes guatemaltecos y la incertidumbre de quien ganará las elecciones en este país.

 

Aclaración: Las opiniones aquí expresadas por el Sargento Mayor Oscal son a título personal y en nada comprometen al Ejército de Guatemala, ni al Gobierno de ese país.

 

(Douglas Hernández, Medellín)