Hugo Díaz Sembello
Hugo Díaz, Secretario de Educación y Cultura del Municipio de Bello.

www.fuerzasmilitares.org (18AGO2016).- Hugo Díaz, Secretario de Educación y Cultura del Municipio de Bello, en el Departamento de Antioquia, ha tenido a bien concedernos una entrevista, en la que quisimos consultar su opinión sobre el actual proceso de paz que adelanta el Gobierno Nacional con el grupo FARC. Este municipio es clave porque además de ser el segundo en importancia del Departamento de Antioquia, a nivel nacional ocupa el lugar No.14 en cantidad de habitantes. Si se tiene en cuenta que el país cuenta con 32 departamentos, eso quiere decir que Bello (Ant.) tiene más población que la mayoría de capitales departamentales. Los retos que debe asumir su administración son enormes, también en el tema de la paz.

¿Cuál ha sido el reto más importante que ha debido enfrentar en el cargo actual?

Mejorar el nivel y la calidad educativa de nuestra ciudad, lo que implica inversión en: infraestructura, mejoramiento de los procesos internos tanto de la Secretaría como de las diferentes Instituciones Educativas oficiales, fortalecimiento del programa alimentación escolar PAE, entre muchas otras acciones.

¿Cuál espera que sea su legado al terminar el periodo para el cual fue nombrado?

Haber hecho un esfuerzo compartido con todos los funcionarios y/o directivos para elevar la calidad educativa con un sentido humano, mejoramiento continuo de la Secretaría de Educación y mejoramiento del Índice Sintético de la Calidad Educativa.

¿Cuál diría usted que es el factor que diferencia a la administración municipal actual de los gobiernos anteriores?

Que reconoce el esfuerzo realizado por las anteriores administraciones, que con ello busca fortalecer mucho más el ejercicio de gobernabilidad, procurando el permanente beneficio de la comunidad bellanita.

¿Apoya usted el proceso de paz que adelanta el gobierno del Presidente Santos con el grupo FARC?

La paz es el mayor de nuestros sueños como colombianos, se encuentra ratificado en la Constitución Política Nacional y en los convenios y acuerdos internacionales que el estado ha suscrito. Consideramos que, si todas las voluntades están puestas para fortalecer una paz duradera, redundarán en todos los escenarios de la vida pública, como el ejercicio pedagógico realizado en nuestras escuelas. 

¿Por qué cree usted que este proceso de paz con las FARC ha sido tan polémico?

Una sociedad que lleva más de 5 décadas en guerra, ha incubado en cada escenario de la sociedad discursos negativos y hasta fatalistas, sin embargo, cambiar las nuevas lógicas de la ciudadanía, para que comprenda la importancia de estos esfuerzos por la paz, es tarea de todos nosotros, allí radica lo polémico del asunto.

Si el proceso de paz dependiera de usted, ¿qué cosas habría hecho de diferente manera?

Habría puesto el tema ha “rodar” por los establecimientos educativos, con una pedagogía sencilla, limpia y clara, donde se reconozca la importancia del aporte de cada uno de los ciudadanos, sin distingo de edad, credo, sexo, etc.

¿Qué cree que motiva a los detractores del proceso de paz a hacer tan enconada resistencia?

Desconocimiento, miedo y una postura reducida sobre los verdaderos beneficios de una sociedad con un actor armado menos.

¿Qué opina de la disidencia que se ha presentado al interior del grupo FARC en rechazo al actual proceso de paz?

Que es propaganda política con intensiones éticas no muy claras.

¿Cómo se puede construir paz desde las aulas?

Con apuestas curriculares, pedagógicas y didácticas puestas en contextos ciudadanos, que respeten la diversidad, que reconozcan las diferentes maneras de ver y entender el mundo. Con docentes que pongan su empeño en construcciones democráticas en el día a día de su ejercicio profesional.

¿Qué cosas serían mejores en Bello si se logra un acuerdo de paz definitivo?

Habría una mejor apuesta para mejorar los compromisos institucionales con la comunidad, se podría hacer esfuerzos para desarrollar programas y proyectos que mejoren la participación ciudadana y un compromiso transparente del estado local.

 

(Douglas Hernández, Medellín)