Coronel Alfredo Angulo Palma
El Coronel Alfredo Angulo Palma del Ejército del Perú.

www.fuerzasmilitares.org (23AGO2016).- Hemos tenido la fortuna de que el señor Coronel Alfredo Angulo Palma del Ejército del Perú nos concediera una entrevista. Él es actualmente el Director de Asuntos Multilaterales y Cooperación Internacional del Ministerio de Defensa del Perú. En este medio de comunicación estamos honrados al poder conocer un poco sobre su trayectoria y experiencias, y al mismo tiempo contar con su opinión sobre el proceso de paz que actualmente se adelanta en nuestro país con el grupo FARC.

¿Por qué decidió ser militar, qué lo motivó?

Crecí en Tacna, una ciudad en el sur del Perú, frontera con el vecino país de Chile. El patriotismo ahí se respira, se vive a cada momento, es lo que vi desde que tengo uso de razón. A pesar de eso, fui primero a la universidad donde estudié Ingeniería de Minas. Luego mi espíritu pudo más, deje mis estudios en la Universidad de Tacna, e ingresé a la Escuela Militar. Nacer en el Perú, crecer en Tacna, ser militar, Dios me ha bendecido.

¿Cuál es su especialidad militar, y por qué la escogió?

Soy del Arma de Caballería. En la Escuela Militar escogen su arma por estricto orden de mérito al cabo del segundo año de Cadete. La caballería me sedujo desde el principio, sus tradiciones tan apegadas con mi amada Tacna, su espíritu de cuerpo, su flexibilidad e iniciativa, la primera fuerza en desplegarse y la última en retirarse, su historia de Junín y la independencia del Perú me hicieron de Caballería al instante.

Haciendo un balance, ¿está satisfecho con su carrera militar, era lo que esperaba?

Estoy más que satisfecho y es más de lo que esperaba.

¿Cuál es la experiencia que más recuerda de su vida militar?

Mi país ha sufrido el flagelo del cobarde terrorismo. La Sierra del Perú ha sido históricamente un lugar olvidado. Un día llegamos a un pueblito que habría sufrido el ataque de la insania terrorista solo porque no los habían querido apoyar. Los terroristas habían asesinado a algunas autoridades y se habían llevado a algunos niños con ellos. Cuando entramos al pueblo el miedo se reflejaba en el rostro de los niños. Al enterarnos de eso fuimos tras esas columnas rescatamos y regresamos a los niños a sus padres. Enterramos a los muertos, sacamos una gran bandera y la izamos en un asta improvisada, el himno Patrio sonaba más fuerte que nunca, cuando terminamos de cantar apareció la gente que había huido, algunas sonrisas se veían en los niños, y un Viva el Perú inmenso retumbó en toda la Selva. La gente nos pedía que no nos fuéramos. Jamás me sentí más orgulloso de llevar el uniforme de la Patria.

¿Cuál ha sido su mayor logro como oficial del Ejército Peruano?

Acabar lo que otros no quisieron empezar, ir donde nadie quizo ir, ser la voz de los que no pueden hablar, el brazo fuerte de la nación para ayudar y defender a los que no pueden defenderse por sí mismos. Haber representado a mi país en diversos continentes. Devolverle la confianza a mi pueblo.

¿A qué se dedica actualmente en el terreno profesional?

Actualmente me desempeño como Director de Asuntos Multilaterales y Cooperación Internacional en el Ministerio de Defensa. Soy consultor también en Planeamiento Estratégico. Y apoyo en temas de Seguridad Nacional y Planeamiento de la Defensa en el nivel Estratégico.

Cuando tiene a su cargo hombres, armas y recursos, ¿Cuáles son sus principales preocupaciones?

Cumplir la misión y que mis hombres regresen a salvo. Utilizar los recursos con eficiencia y de manera honesta basado en dar el ejemplo.

¿Cómo fue su experiencia con la ONU en Eritrea, cuáles eran sus funciones?

Fue una experiencia enriquecedora. Ahí descubrí la verdadera pobreza, no de la que nos quejamos en Suramérica. Me refiero a la pobreza que duele, que lastima, que denigra, que le quita el status de persona al ser humano.

Fui primero Active Team Leader en un Team Site en la frontera entre Eritrea y Etiopía cerca a Sudán. Luego y sin buscarlo me fui adentrando a un tema que no era mi especialidad: el apoyo logístico. Posteriormente me comisionaron como Segundo y Primer Jefe logístico de todo un Sector. Y finalmente, me comisionaron al Cuartel General de la Misión en Asmara. La interacción con otras culturas, otras fuerzas armadas, y otras maneras de encarar las operaciones fue lo más enriquecedor. También, me sirvió para ver el gran profesionalismo de los militares suramericanos en comparación a otros ejércitos.

Por favor, ¿puede darnos su opinión sobre el actual proceso de paz que adelanta el Gobierno Colombiano con el grupo FARC?

Este es un tema interno de Colombia, y por respeto al proceso político y de negociación no quisiera entrar en detalles al respecto. Sin embargo, por ese gran afecto que nos une al pueblo colombiano, les deseo lo mejor. El pueblo colombiano se merece un futuro esperanzador digno de un país cuya población enriquece a nuestra región.

¿Cómo se beneficiará la región con la paz en Colombia? 

La paz no es solo la ausencia de conflictos armados convencionales entre lo países de la región. La Paz es el resultado de la capacidad de los Estados de brindar seguridad a su población. La tala ilegal que deviene en el tráfico de madera, el narcotráfico y sus nexos con el terrorismo y sus secuelas con la contaminación, la pobreza que desbasta al ser humano y su futuro,  la minería ilegal que contamina los ríos, son flagelos que golpean a la región. La Paz en Colombia traerá nuevos vientos en donde los Estados cercanos a Colômbia podrán utilizar sus recursos para combatir esos flagelos.

¿Cuáles son las principales amenazas que en el terreno geopolítico afectan a Perú?

En mi concepto, el acceso al agua dulce es uno de los mayores desafíos que tenemos como consecuencia del cambio climático en el largo plazo. Esto unido a la exposición del país a constantes desastres naturales podrían ocasionar disrrupciones sociales para lo cual estamos trabajando. Por otro lado la interacción del terrorismo, el narcotrafico, la minería ilegal, la tala ilegal, generan amenazas que mutan proporcionalmente al grado en que se esté conectado a las rápidas comunicaciones y la Internet. El Paradigma de seguridad para el Siglo XXI  describe grandes contradicciones legales y morales a la cual he denominado “la interconexión mutante” proyectada humildemente en mi último libro “Síntesis de la Evolución del Pensamiento de la Defensa al Concepto de la Seguridad Nacional en el Perú” y que pienso debe redefinir el papel de los ejércitos del futuro.

¿Cuáles diría usted son los principales problemas internos que debe enfrentar Perú?

Sabe, somos un país en franco crecimiento económico durante muchos años. Hemos superado problemas fundamentales que a cualquier otro país lo hubiesen partido en mil pedazos. Creo que estamos en el camino correcto para luchar con flagelos internos como la desnutrición infantil, la interconexión de infraestructura, la pobreza, etc. Pero lo más importante es que tenemos viva la esperanza y la convicción de dejar a nuestros hijos un Perú mucho mejor del que nuestros padres nos dejaron. Creo que pronto se escuchará hablar más y más del Perú. Creemos firmemente que llegaremos al bicentenario de la Republica en mejores condiciones y es lo mismo que deseamos a toda la región.

 

(Douglas Hernández, Medellín)