FSLN
Soldados nicaragüenses del Servicio Militar Patriótico. Pérez Picado está justo detrás del que sostiene el fusil.

www.fuerzasmilitares.org (09SEP2016).- Francisco Clemente Pérez Picado, es un ciudadano nicaraguense que prestó su Servicio Militar Patriótico en la época en que el gobierno socialista de ese país libraba una cruenta guerra para defenderse de grupos subversivos de derecha, apoyados y financiados por los Estados Unidos. Nicaragua fue uno de los lugares en los que hubo conflictos bélicos, con el trasfondo político ideológico que enfrentaba al capitalismo con el comunismo. El señor Pérez ha accedido a contestar algunas preguntas sobre su experiencia en la guerra.

¿Cuáles eran sus circunstancias cuándo tuvo que prestar el servicio militar obligatorio?

Estaba estudiando el 4° Año de Secundaria cuando decidí integrarme voluntariamente al Servicio Militar Patriótico, (obligatorio por Ley).  Tenía 17 años.

Digo voluntariamente, porque yo era asmático y había nacido con neumonía, lo que me duró 21 años de mi vida. Consideré que tenía un compromiso moral de ir a la guerra, pues tenía que dar el ejemplo por ser Militante de la Juventud Sandinista.

¿La guerra en Nicaragua lo había afectado de alguna manera antes de ir al Ejército?

Claro que sí, pienso que no hay nicaragüense que haya sido afectado ya sea directa o indirectamente, porque fue una guerra de agresión y conllevó un bloqueo económico causando grandes necesidades por falta de alimentos y medicinas. Además perdí a muchos de mis amigos de infancia, familiares y compañeros de estudio.

¿Dónde recibió su entrenamiento militar, y en qué consistió el mismo?

Tendría que hablar de un antes de integrarme al S.M.P., pues me integré a las Milicias Populares Sandinistas en 1982, a mis 12 años y recibí entrenamiento básico de infantería.

En 1983 me movilicé en el Batallón de Infantería de Reserva, siendo fusilero donde tuve mi primera experiencia combativa en la frontera Norte del país.

En 1984 recibí entrenamiento de Pelotón a la Ofensiva en el C.E.M. (Centro de Entrenamiento Militar) "Arlen Siú", en El Sauce, León. Ahí estuve 1 mes y me especialicé como cohetero de RPG-7 y seguidamente nos movilizaron al frente de guerra por 3 meses.

Ya en 1987, al integrarme al S.M.P., recibí entrenamiento en el C.E.M. "Mulukukú", en la VI Regíon Militar y zona de guerra, de ahí me seleccionaron para pasar un curso de Flechero, en los misiles antiaéreos portátiles más modernos llegados al país, eran la versión soviética del SAM-14 gringo, este curso lo recibí en la Fuerza Aérea Sandinista, en la Unidad 40-44 un Centro de Preparación de Especialistas Menores. Así me hice flechero del 9K310-1.

¿Estaba usted motivado a prestar el servicio militar o lo hizo porque le obligaba la ley?

Muy motivado de poder defender la patria.

¿A qué unidad fue asignado?

Fui asignado ya como flechero a la 3-11 Brigada de Infantería Ligera ubicada en Quilalí, Nueva Segovia. Y operé con distintas Pequeñas Unidades de Combate tales como: COPETE (Compañías Permanentes Territoriales), Batallones Ligeros Cazadores y Batallones de Lucha Irregular (B.L.I.)

¿En qué regiones operaba su unidad militar?

Por mi especialidad operé como agregado en las I,V y VI Regiones Militares.

¿Participó usted en algún combate?

Sí, algunos fueron cruentos (hasta de días enteros) y otros sólo escaramuzas.

¿Cuál es el recuerdo que más atesora de su tiempo de soldado?

La verdad son muchos: La convivencia y sobrevivencia con mis hermanos de lucha.

Recibir cartas de mi novia, de mi familia.

Cuando recibíamos visita de nuestras madres.

Los tristes momentos de ver morir a un compañero.

¿Qué cosas haría de diferente manera si pudiese volver el tiempo atrás?

Creo que cambiaría el Modus Operandi y excluir a muchos mandos de tropas. 

¿Considera que el proceso de paz en su país funcionó?

En parte, porque se acabó la guerra. Pero siempre hay quien se aprovecha de las bases para llegar a un cargo público y se olvidan de los que arriesgamos el pellejo.

¿Hablan los medios de comunicación de Nicaragua sobre el proceso de paz que se adelanta en Colombia?

Claro que sí, era un tema cotidiano y nos alegramos que al fin se hayan firmado los Acuerdos de Paz.

¿Qué opina usted sobre el proceso de paz que se está llevando a cabo con las FARC?

Me parece que ambas partes deben deponer sus intereses personales y pensar en la nación.

 

(Douglas Hernández, Medellín)