Sergio Santana
Periodista brasilero Sergio Santana, en LAAD

www.fuerzasmilitares.org (14SEP2016).- Sergio Santana nació en Aracaju, capital del Estado de Sergipe en Brasil, en enero de 1975. Desde 2005 escribe profesionalmente para medios brasileños y extranjeros especializados en defensa y seguridad, autor y coautor de los libros  “Embraer EMB-145 - Programa, Versôes, Operadores e Emprego”, lanzado en 2012 y “Beyond the Horizon-The History of AEW&C Aircraft”, publicado en 2014. Actualmente es un estudiante de Ciencias Aeronáuticas de la Universidade do Sul de Santa Catarina-UNISUL, siendo especializado en aeronaves de inteligencia, vigilancia, reconocimiento y guerra electrónica.  

¿Por qué decidió dedicarse a los temas aeronáuticos?

Esto ocurrió por acaso. En 1987 yo era un adolescente de doce años cuando vi en una librería los primeros dos fascículos de una colección, llamada “Guerra Moderna”. Los pedí a mi madre Elza e desde entonces, por medio de libros, periódicos y manuales técnicos tengo me dedicado a pesquisar y escribir acerca de los temas militares en general y los temas aeronáuticos en particular. Yo acredito que el facto de tener unos cuantos militares en mi familia también ha influenciado mi dedicación a los temas militares y aeronáuticos.    

¿Cuál es su formación académica?

Presentemente estoy estudiando Ciencias Aeronáuticas a Distância (EAD) en la Universidade do Sul de Santa Catarina-UNISUL Virtual. Espero obtener mi grado en 2017.

¿Cómo fue el proceso por el cual se convirtió en periodista especializado?

Mis primeros textos, sobre el piloto inglés de caza Douglas Bader y una traducción para el idioma inglés de una serie de artículos sobre el caza Mikoyan Gurevich MiG-21 “Fishbed” han sido  publicados en una revista de modelismo, llamada “Plastinet” como resultado de una invitación muy gentil hecha por un gran amigo, llamado Éverton Pedroza, en 2005. Tres años después, empecé a escribir para un blog, llamado “Campo de Batalha” (hoy conocido como “Warfare”), de propiedad de otro amigo, Carlos Emilio. En 2009 empecé a publicar mis textos en periódicos, lo primero de ellos, también por una invitación de Carlos Emilio, fue “Forças Armadas em Revista”, una publicación distribuida en bases militares brasileñas.       

¿Para qué medios especializados escribe?

Desde 2009 hasta hoy tengo artículos y notas publicados en las siguientes revistas: “Combat Aircraft”, “Air Forces Monthly”, “Air International”, “Forças de Defesa”, “Soberania Nacional”, “Fuerzas de Combate/Combat Forces” y “Operacional”.

¿Por qué su particular interés por los aviones de vigilancia y alerta temprana?

Aunque la distinta silueta de los Boeing E-3 Sentry me llamaba la atención hasta siempre, el interés  por los aviones de vigilancia y alerta temprana  nasció después de la divulgación, por los medios especializados, de un evento ocurrido durante el ejercicio Cruzex III en 2006, cuando un par de cazas F-5EM de la Força Aérea Brasileira guiado por un Embraer EMB-145AEW&C (entonces designado R-99A en la FAB)  logró derribar uns cuantos Mirages 2000 franceses y A-4 argentinos, bajo la vigilancia de un E-3F de la “Armeé de L’Air”. Yo empecé a analizar dicho evento, de acuerdo con las fuentes de información disponibles y ha decidido escribir un libro sobre esta clase de aviones. El primer resultado de dicho esfuerzo fue el libro “Embraer EMB-145 - Programa, Versôes, Operadores e Emprego, lanzado en 2012, seguido por otro libro, llamado “Beyond the Horizon-The History of AEW&C Aircraft”, dos años después.

¿Cuáles son las ventajas que tiene el Embraer EMB-145 ISR sobre otros modelos similares?

Primeramente, me gustaría de explicar el termo “ISR”. Dicha sigla en inglés expresa tres diferentes capacidades: Inteligencia, Vigilancia y Reconocimiento. Las tres letras en el contexto de las versiones militares del Embraer EMB-145 se refieren a tres versiones dedicadas a misiones específicas: alerta temprana y control (EMB-145AEW&C); patrulla marítima (EMB-145MP) y reconocimiento (EMB-145SR). 

Un avión de alerta temprana y control (AEW&C) es primariamente una aeronave de Vigilancia aunque pueda tener otras capacidades secundarias. Esto puesto, debemos considerar que hay dúas categorías de AEW&C, una compuesta de aeronaves de gran porte, como los Boeing E-3 Sentry estadunidenses y Beriev A-50 Mainstay rusos y otra representada por aviones de porte medio, como por ejemplo el israelí IAI Eitam, los suecos Saab 340AEW (llamado S100D en la Flygvapnet) y Saab 2000AEW y el propio EMB-145AEW&C. Comparado a los E-3/A-50 el AEW&C hecho por la Embraer posee un radar de barrido electrónico activo en azimut y elevación, proporcionando observación continua de la área de interés. En comparación con el Eitam, lo EMB-145AEW&C tiene menores costos de adquisición y operación y cuando en comparación con los modelos suecos lo AEW&C, gracias a sus motores turbofans, el modelo  brasileño posee mayor velocidad (o que permite alcanzar una zona de vigilancia y evadirse de una amenaza más rápidamente). 

¿Cómo se beneficiaría una Fuerza Aérea como la colombiana se tuviese un EMB-145 ISR?

Me gustaría de decir que la FAC ya opera unos cuantos aviones ejecutivos convertidos para las tareas de AEW&C (los cinco Cessnas SR-560 “Horus”, volados pelo Escuadrón de Defensa Aérea 314, parte del Comando Aéreo de Combate 3, ubicado prójimo al Aeropuerto Internacional Ernesto Cortizzos, en Malambo). Esos aviones san  equipados con un radar oriundo de las primeras versiones del avión caza F-16, el  Northrop Grumman (Westinghouse) AN/APG-66(V) que posé una antena mecánica con un rango máximo de 296 km y una cobertura máxima de 60 grados, características esas que están abajo de las encontradas en la mayoría de los AEW&C. Adicionalmente, su capacidad de detección de múltiplos blancos es muy inferior a la encontrada en un genuino AEW&C. Otro requisito muy importante en uno AEW&C es su capacidad de controlar otras aeronaves y el SR-560 no es tan capaz en dicha tarea.

En una comparación el EMB-145H (una variante del EMB-145AEW&C operada por la Fuerza Aérea de Grecia) tiene uno radar FSR-890 Erieye, de antena electrónica (posibilitando vigilancia constante sobre un área) con un rango máximo de 500km, cobertura de 360 grados en azimut  y puede  detectar hasta 1000 blancos aéreos simultáneamente, direccionando decenas de aeronaves aliadas contra ellos usando enlace de dados (datalink).

Se la FAC tuviese un avión como este podría, por ejemplo, detectar contactos aéreos a distancias muy largas y concentrar el mando de todas las sus fuerzas en una plataforma voladora, capaz de mantenerse en aire por horas seguidas, con la opción de reabastecimiento en vuelo, bien distante de las fuerzas enemigas.

En el continente americano solamente tres naciones disponen de aeronaves AEW&C: los EE.UU (con sus Boeing E-3 Sentry y Northrop Grumman E-2C/D Hawkeye), Brasil (con el EMB-145AEW&C, designado como E-99 en la Fuerza Aérea Brasileña) y México (también con el EMB-145, apellidado “Fortaleza” en la Fuerza Aérea Mexicana). 

¿Por qué resultó tan lento y accidentado el proceso de adquisición de un  nuevo caza por parte del Brasil?

El proceso de adquisición de un nuevo avión caza para la Fuerza Aérea Brasileña resultó lento y accidentado porque en Brasil, hasta recientemente, la defensa nacional no era un asunto de Estado, pero de gobierno. Solamente en 2008, a partir da publicación de la Estratégia Nacional de Defesa (“Estrategia Nacional de Defensa”), esto tema empezó a tener la importancia que merece por parte del gobierno brasileño. Así, el proceso selectivo F-X2, que ha sido concluido en diciembre de 2013, con la escoja del Saab JAS-39 Gripen, ha enfrentado la influencia política, una desmedida, irreal ambición por la transferencia de un tipo de tecnología dominado por pocos países y los lobbies, que posicionaran la satisfacción de las necesidades estratégicas en un segundo plano. Además, en Brasil hay una falsa impresión de que nosotros somos un pueblo que habita un país a salvo de cualquier amenaza. Todos los factores sumados han provocado un intervalo de 15 años hasta que un nuevo avión caza fuera seleccionado para la FAB.           

¿Está usted conforme con la elección del Gripen o hubiese preferido otro avión?

Sí, estoy conforme. El Gripen NG, seleccionado por la FAB, es una aeronave muy capaz y moderna, con bajos costos operacionales proyectados, irá a formar con el radar Saab FSR-890 Erieye, instalado a bordo del E-99 la perfecta pareja para defensa de la soberanía nacional brasileña. Será el vector más moderno en operación en los cielos de las Américas, después del F-22 Raptor y F-35 Lightning II.

Otro factor relevante para la selección del Gripen NG es que su fabricación ira inserir la industria aeronáutica brasileña dentro del campo de la avanzada  aeronáutica militar de alto desempeño, algo accesible a apenas unas pocas naciones. No es algo mucho conocido, pero el Gripen, en las versiones C/D, ya había sido el vencedor del llamado “F-X”, la primera encarnación del F-X2, inaugurada en 1998, pero cerrada en 2003, bajo las alegaciones de que los presupuestos alocados para el F-X (US$ 700 millones) podrían tener una mejor finalidad se fueran destinados a programas sociales del gobierno de Luis Inácio Lula da Silva. Tales alegaciones eran falsas ya que el valor de los aviones seria pago con un crédito internacional a partir de 2006. 

¿Hablan los medios de comunicación del Brasil sobre el proceso de paz que se desarrolla en Colombia?

Sí, los medios de comunicación brasileños hablan sobre el proceso de paz en Colombia y resaltan que esto irá a poner un fin en una hostilidad que ha provocado gran sufrimiento en Colombia por varias décadas.  

¿Qué opina usted sobre el proceso de paz que adelanta el Gobierno de Colombia con el grupo FARC?

Este proceso de paz entre el Gobierno de Colombia e las FARC tiene varios significados. Lo más obvio de ellos es el fin de un estado de tensión permanente durante cerca de 40 años. Entretanto, en una época marcada pela presencia del terrorismo en locales antes inalcanzables, dicho acuerdo representa una afirmación concreta de que es posible derrotar la amenaza colocada por las organizaciones terroristas.

¿Cuáles considera usted que son los principales retos de seguridad y defensa que debe afrontar Brasil hoy en día?

Lo mayor reto de seguridad que afronta Brasil hoy son la ineficiencia de nuestro sistema penitenciario y antigüedad  de nuestra legislación penal. Tenemos una de las mayores populaciones penitenciarias del mundo, pero nuestras leyes penales son anticuadas. Necesitamos de una reforma completa de nuestras leyes penales, incluso de la Constitución Federal en materia penal, aunque nuestro Código de Proceso Penal ha sido reformado recientemente. Nuestro Código Penal es de 1940, aunque ha sido periódicamente acrecido de leyes direccionadas a este o aquello crimen, principalmente se causa gran repercusión nacional. Es necesario un Código más actual y rigoroso, para desestimular y punir las modalidades modernas de delitos. Además, no creo que las prisiones deban ser una extensión de la escuela, en las cuales el criminoso deba ser “educado”, pero un local en lo cual él vea que el crimen no compensa y para donde no desea volver. Esto pondría un “freo” en la impunidad, ya que hoy muchos saben que  poden volver a cometer sus crímenes sin mayores castigos. Pienso también, que no es justo que una persona honesta tenga que trabajar para ganar su sustento mientras un criminoso tiene alimento sin hacer ningún esfuerzo. Nuestra Constitución prohíbe el trabajo forzado, pero en naciones más ricas que la nuestra hay casos de prisiones en las cuales los presos tienen que trabajar para sobrevivir. Con relación a la defensa los mayores desafíos colocados delante de las Fuerzas Armadas brasileñas son, naturalmente, la preparación para actuar en un mundo multipolar, así reafirmando la importancia de nuestro país para mantener la seguridad internacional; para combatir las amenazas asimétricas, típicas del terrorismo; y, obviamente, la protección de los recursos naturales en una época en que ellos están tornándose más y más raros al redor del planeta. Y como hacer esta protección en una era de avanzos constantes en la electrónica, un sector cuyos productos dependen de un constante flujo de investimentos. Todas estas demandas deben ser atendidas con pocos recursos financieros ya que una gran parte del presupuesto de defensa brasileño es direccionado a pagar las pensiones de los militares aposentados. Una reforma de esta práctica necesita ser considerada a medio plazo. Pero yo lo creo que la “Estratégia Nacional de Defesa” es uno avanzo en dicha dirección, ya que establece las necesidades y los medios para que ellas sean atendidas.

 

(Douglas Hernández, Medellín)