Imprimir
Categoría: Oceanía
Un soldado estadounidense desplegado en Irak durante una misión, 19 de octubre de 2016.
Un soldado estadounidense desplegado en Irak durante una misión, 19 de octubre de 2016.

www.fuerzasmilitares.org (13MAR2020).- Los ataques de EE.UU. contra los centros militares y el aeropuerto de Karbala avivan las demandas para la salida de las tropas norteamericanas de Irak.

Adnan Hadi al-Asadi, un miembro del comité parlamentario de Seguridad y Defensa de Irak, ha condenado este viernes las operaciones militares de EE.UU. aseverando que constituyen una “agresión flagrante” a la soberanía nacional.

Al respecto, ha llamado a movilizarse para expulsar a EE.UU. a fin de preservar el territorio nacional: “Todos aquellos que están interesados en Irak y su soberanía deben condenar estos ataques y exigir en voz alta la retirada de las fuerzas estadounidenses del país para preservarlo”, ha resaltado el parlamentario.

EE.UU. realizó la madrugada de este viernes múltiples ataques aéreos contra posiciones del Ejército, la Policía y las Unidades de Movilización Popular (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), que a su vez forman parte de las Fuerzas Armadas del país, en diferentes provincias iraquíes.

El Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono) ha confirmado que la ofensiva se llevó a cabo “en represalia” a un “ataque” lanzado el miércoles, según Washington, por las fuerzas de Al-Hashad Al-Shabi contra la base militar de Al-Tayi, que alberga tropas de EE.UU., cerca de Bagdad, la capital iraquí. Las fuerzas populares iraquíes rechazan las acusaciones “infundadas” de Washington dejando en claro que si la Resistencia iraquí decide atacar blancos militares de EE.UU. lo anunciará públicamente.

Los cazas estadounidenses han atacado también con tres misiles un aeropuerto civil, que se encontraba en fase de construcción, en la ciudad de Karbala (centro). El ataque causó la muerte de un personal del aeropuerto y provocó graves daños materiales.

Entretanto, EE.UU. está construyendo un aeropuerto militar cerca de su base Ain al-Asad, sita en la provincia centro occidental de Al-Anbar. Mahdi al-Amarli, otro miembro de la Comisión de Seguridad y Defensa del Parlamento iraquí, ha advertido de que Washington está aprovechando la actual tensión en Irak para reforzar su presencia militar en este país.

El diputado de la coalición iraquí Al-Fath ha aducido que el objetivo de EE.UU. de recurrir a este tipo de acciones es provocar a las fuerzas populares y luego atacar una vez más sus posiciones.

Washington da pasos para aumentar su presencia militar en el país árabe, pese a que tanto el pueblo como diferentes facciones políticas exigen la salida definitiva de las fuerzas ocupantes estadounidenses del territorio iraquí.

 

(hispantv.com)